Mi niña Lola: El nuevo espacio gastronómico de alta cocina en Málaga que goza de las mejores vistas de la ciudad

Processed with VSCO with c1 preset

Una experiencia singular que tiene como protagonista una gastronomía cosmopolita en una ubicación exclusiva y llena de historia.

 

  El pasado mes de enero abrió sus puertas Mi Niña Lola, un nuevo restaurante de alta cocina ubicado en el antiguo barrio de La Coracha, considerado uno de los símbolos de la ciudad durante décadas. 

 

Un proyecto muy ilusionante llevado a cabo por un equipo joven, que tras varios años trabajando en diversos restaurantes de Estrellas Michelín, decidieron emprender su propio negocio y dar forma a lo que hoy conocemos como Mi Niña Lola. Una experiencia basada en brindar una oferta gastronómica innovadora para disfrutar en un emplazamiento único en la capital malagueña.

 

Su concepto gastronómico se define como una cocina cosmopolita, dando un giro a la cocina tradicional española y francesa con influencias y matices de Oriente y Latinoamérica. Una cocina que se basa en el respeto a la materia prima, el uso de técnicas culinarias de vanguardia y en no perder la esencia de elaboraciones más tradicionales, creando de esta manera, una fusión de sabores, influencias e historia a través de cada una de sus creaciones.

 

Una experiencia en la que el emplazamiento juega un papel esencial. Un luminoso comedor con grandes ventanales con vistas a la ciudad, una barra que invita a degustar un aperitivo antes de disfrutar del menú y una agradable terraza para disfrutar del soleado clima malagueño con una refrescante bebida. Un ambiente agradable y cálido que invita a compartir una gastronomía exquisita en un entorno único. 

 

“Una experiencia que disfrutar con los cinco sentidos” – Pablo Rutllant, chef de Mi Niña Lola.  

 

Mi Niña Lola busca convertirse en todo un referente en la restauración de alta cocina de Málaga, apostando por una gastronomía innovadora donde cada detalle cuenta para brindar una experiencia que perdure en los paladares más exquisitos.