Más de 21.000 juguetes falsificados intervenidos en Málaga en un operativo contra la piratería

Además, se han encontrado casi 33.000 efectos de pirotecnia que contenían más de 64 kilogramos de pólvora

La operación ‘Juguete’ contra la piratería ha resultado en que agentes de la Policía Nacional y Local de Málaga hayan intervenido un total de 21.221 productos falsificados, concretamente artículos de juguetería. Estos estaban localizados en naves del polígono de Guadalhorce, así como en establecimientos de la capital. De esta forma, se ha detenido a los responsables de los establecimientos comerciales.

Asimismo, los agentes han intervenido también 32.709 efectos de pirotecnia, los cuales contenían más de 64 kilogramos de pólvora, almacenados, supuestamente, de forma irregular, tal y como han informado desde ambos cuerpos policiales mediante comunicados.

Delito contra la propiedad industrial

Las personas que han resultado detenidas en este operativo, en el que también ha participado la Inspección de Consumo de la Delegación Territorial de Málaga, están siendo investigados por su presunta participación en un delito contra la propiedad industrial.

Al igual que todos los años, la Policía Nacional ha activado el dispositivo especial del Plan Comercio Seguro 2021 en la provincia de Málaga. Su objetivo es lograr mejoras en cuando a la prevención de hechos delictivos en los que las víctimas son los comerciantes y sus potenciales clientes en la época navideña.

En este sentido, los agentes van a llevar a cabo inspecciones para verificar que todos los productos que se comercializan reúnen las condiciones establecidas legalmente.

Diez establecimientos inspeccionados

De esta forma, los efectivos de la Policía Nacional y la Policía Local han inspeccionado un total de diez establecimientos, de los que ocho eran naves industriales de venta al por mayor en el polígono Guadalhorce y los otros dos eran locales de Málaga capital.

Por su parte, el dispositivo establecido nació de unas informaciones que indicaban que en estos establecimientos abiertos al público se comercializaban, supuestamente, efectos falsificados que atentaban contra los derechos de propiedad industrial de varias marcas de reconocido prestigio.