Málaga rinde un homenaje merecido y buscado a Manuel José García Caparrós después de 40 años de su muerte el 4 de diciembre de 1977

Elegido a conciencia el día de su homicidio, 4 de diciembre de 1977, Málaga homenajea a Manuel Jesús García Caparrós con una placa en la esquina de la Alameda de Colón donde se encontró con la muerte.

Al acto de presentación de la placa han asistido numerosas autoridades de distintos partidos políticos las cuales les han manifestado su apoyo a la familia presente en el lugar.

Después de dicha presentación, todos se trasladaron hasta el cementerio San Gabriel para depositar las cenizas de Manuel José García Caparrós bajo un olivo situado en el Jardín del Recuerdo. Junto al árbol, se encuentra un monolito pétreo que recuerda la figura del joven militante de CCOO y que incluye una leyenda conmemorativa que dice…

Te fuiste una mañana sin hacer ruido y sin decir adios. Qué doloroso es recordar la forma en la que ya no estás con nosotros. Hay personas que aparecen de la NADA  y se convierten en TODO. Y eso eras tú, Manuel para todos los andaluces… Sólo nos queda vivir con tu recuerdo. Te queremos

El monolito está equipado con un dispositivo que permite acceder con el teléfono móvil a la información relacionada con su vida y las circunstancias en las que se produjo su muerte. Este acto ha sido acompañado por la violonchelista María Dolores Romero que ha interpretado piezas de Offenbach, Pau Cassals y Juan Sebastian Bach.

En el lugar donde se han enterrado las cenizas fue elegido por los familiares de entre los que existen en el Jardín del Recuerdo y el Ayuntamiento prevé depositar en ese mismo lugar los restos de los hijos predilectos de la ciudad.

El Jardín del Recuerdo proporciona a los familiares la posibilidad de elegir el árbol que mejor represente a su ser querido para depositar sus restos junto a él y crear un nuevo espacio en el que recordar su persona, co vocación de convertirse en el futuro en un jardín botánico.