lunes, julio 22, 2024
spot_img
Inicio-actualidadMálaga guarda silencio por Carmen, última víctima de violencia de género

Málaga guarda silencio por Carmen, última víctima de violencia de género

Minuto de silencio este lunes a las puertas de la Diputación de Málaga para recordar a la última víctima de violencia de género en la provincia. Carmen, la vecina asesinada de Humilladero por su ex pareja la pasada semana. Una muestra de recuerdo y rechazo a lo ocurrido que también han hecho a las puertas de los sindicatos UGT y Comisiones Obreras en la capital. Desde la esquina de Alameda de Colón, han guardado cinco minutos de silencio para mostrar «el profundo rechazo y la más firme condena» ante el nuevo crimen y han reclamado más medidas para proteger a las víctimas de la violencia machista.

El caso de Humilladero es el tercero que ocurre este año en la provincia de Málaga, el octavo a nivel andaluz y el número 29 en lo que va de año en España. En su recuerdo, personal y miembros de la corporación del Ayuntamiento de Málaga y de la Diputación provincial también han mantenido un minuto de silencio a las puertas de sus respectivas sedes.

Desde CCOO Málaga, la secretaria de Mujer e Igualdad, Susana Torres, ha trasladado su pésame a la familia y ha lamentado que en este caso, «había denuncia y registro en Viogen, pero los protocolos han fallado», por lo que ha exigido responsabilidades a las administraciones.

Así, ha pedido que se revisen estos protocolos «para que ninguna mujer quede desprotegida una vez que entra en el sistema»; además de refuerzos en los cuerpos de seguridad especializados en la lucha contra violencia de género, «habida cuenta de que la mayoría de las denuncias en este campo proceden de atestados policiales, concretamente un 87%».

También ha reclamado que la administración regional lleve a cabo una política de personal «responsable y enfocada a mantener y fortalecer las plantillas de profesionales de atención a las víctimas».

Carmen recibió un fuerte golpe en la cabeza. A las pocas horas de confirmarse la muerte y abrirse la investigación el caso fue confirmado como violencia de género. A pesar de todo, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Antequera, en funciones de guardia, ha decretado la libertad para el detenido. El hombre, marido de la víctima, tendrá que comparecer en el Juzgado siempre que se le requiera, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que precisa que el detenido tiene condición de investigado y a lo largo de la Instrucción se determinará el delito, lesiones u homicidio.

Así, ha pedido aplicar las normas de estabilización del empleo público para el personas de los juzgados, considerar de «necesidad estructural» a las trabajadoras sociales y psicólogas especializadas en atención a mujeres maltratadas, y que la Junta de Andalucía dedique los fondos del teléfono de violencia intrafamiliar, «uqe apenas recibe dos avisos al día», para los refuerzos precisos.

Por todo ello, desde CCOO «exigimos responsabilidad a las formaciones políticas y demandamos a los distintos gobiernos mayores recursos, revisión de los protocolos y mejora de la coordinación entre agentes implicados».

Los hechos

Los hechos ocurrieron este pasado jueves. Los servicios de emergencias atendieron de madrugada a la víctima, una mujer de 54 años y vecina de Humilladero, en plena calle del municipio. Presentaba un fuerte golpe en la cabeza y bajo nivel de consciencia.

Al parecer, fue la propia víctima la que confirmó que era su cónyuge quien le habría ocasionado las lesiones, por lo que se activó el protocolo contra la violencia de género. La Guardia Civil lo detuvo en el municipio de Alameda, a unos 15 kilómetros de Humilladero.

La víctima fue atendida por efectivos sanitarios, que la trasladaron al Hospital de Antequera, en el que ingresó con un fuerte traumatismo craneoencefálico, y fue evacuada, posteriormente, en helicóptero al Hospital Regional de la capital, donde, finalmente, falleció.

Ambos estaban en el sistema VioGen por una denuncia de ella a su marido por malos tratos en 2020 pero no tenía medidas judiciales ni de alejamiento y el caso estaba inactivo en la actualidad. A ello se sumarían otros altercados previos a su muerte.

La Delegación de Gobierno contra la Violencia de Género confirmó este viernes que se trataba de un caso de violencia de género, siendo esta la octava víctima mortal por violencia machista en Andalucía en 2023, la tercera en la provincia de Málaga y la número 29 en lo que va de año en España. Tenía hijos mayores de edad.

RELATED ARTICLES