Lluvia de 1,7 millones de euros con un cupón vendido en Málaga

Uno de ellos ha sido agraciado con el mayor premio: el Sueldazo dotado con 300.000 euros al contado y 5.000 euros al mes durante 20 años

El sorteo de fin de semana de la ONCE de este pasado sábado ha repartido cerca de 1,7 millones de euros entre diez vecinos de Málaga y uno de ellos ha sido agraciado con el mayor premio, el Sueldazo dotado con 300.000 euros al contado y 5.000 euros al mes durante 20 años.

La suerte la ha dado Antonio Jesús Bonilla, vendedor de la ONCE desde 2019, que tiene su punto de venta ubicado en el polígono Alameda, a las puertas de un supermercado.

Bonilla vendió nueve cupones premiados con 20.000 euros (180.000 euros en premios) más la serie agraciada con 300.000 euros al contado y 5.000 euros al mes durante 20 años (que suman 1,5 millones de euros), por lo que ha repartido en total 1.680.000 euros en premios mayores.

El vendedor ha expresado su emoción al conocer que había dado la fortuna a sus clientes. «Madre mía, madre mía, Dios mío de mi vida, soy el hombre más feliz del mundo», ha dicho con la voz entrecortada aun por los nervios. «La autoestima que tengo ahora mismo es increíble, los vellos de punta», ha señalado.

Bonilla asegura que todos los días llega a su punto de venta «con la ilusión de dar un premio mayor». «Si no tuviera esa ilusión no vendería lotería», ha apuntado. Es de Fernán Núñez (Córdoba), reside desde hace 30 años en Málaga y se siente «muy malagueño».

Un accidente laboral en las manos le llevó a perder su trabajo en una cristalería y ahora la venta de los productos de juego le han devuelto la confianza en sí mismo, según ha asegurado.

«Yo vendo todo a pulmón, lo pregono todo, los Sueldazos, los cupones diario, todo a pulmón. Estoy deseando que llegue el martes porque mis clientes me van a tirar de los pelos. Voy a poner un cartel así de grande en la puerta. Esto anima mucho a la gente que buena falta hace», ha añadido visiblemente feliz. «Para mi va a ser una bendición porque me encanta mi trabajo y relacionarme con la gente, es una alegría muy grande», ha concluido.