Licores artesanos: Más de una veintena de destilados en la provincia de forma artesanal

Mango, endrinas, café, membrillo, leche de cabra malagueña o cerveza artesana son algunas materias primas que sirven de inspiración

La Mistela de Arriate está proclamada Patrimonio Inmaterial de Andalucía.

Algunas de las recetas cuentan con cerca de un siglo, como la de la mistela de Arriate, algunos por el contrario son muy novedosos como una crema de whisky elaborada artesanalmente a partir de leche de cabra malagueña cien por cien natural. Licores de dátiles, pasas, mango, frambuesas, membrillo, café o turrón. Cada año estos artesanos descubren más sabores y productos con los que hacer nuevos destilados.

 La Mistela de Arriate está proclamada Patrimonio Inmaterial de Andalucía. Pero tiene un grave problema de comercialización. Está en tierra de nadie. «Luchan porque se legisle ya que no es un licor, estos tienen 15 grados y la mistela no llega a 13. El problema es que al no estar registrada como tal en el BOE nadie sabe cómo calificarla en aduanas y además pago impuestos como si fuera un espirituoso», relata. Esta infusión de plantas lleva azafrán, matalahúva, naranja, canela, clavo, hierbaluisa, limón, anís y azúcar. Y dicen, quienes la toman a diario, que evita los resfriados, aporta mucho calcio y ayuda a la digestión. Debe tomarse fría.

Ginebras Alborán produce una bebida que se llama Amaltis, una crema de whisky elaborada con leche de cabra de Málaga y cuya idea y receta original es de Julián Garcés. Su creador, que se ha aliado con la marca de ginebra para hacer realidad su producto, asegura que el tipo de leche con la que está hecha es más digestible que otras del mercado y, además, pone en valor un producto autóctono. Por su parte, el socio fundador de Alborán, Roberto Fernández, sigue apostando por destilar ginebra como buque insignia de su marca que comercializa en España e Inglaterra, sobre todo, en el canal horeca. La clásica, de cítricos, de frambuesa o la exótica conforman su línea de productos.

Los Licores de la Abuela son artesanales y su punta de lanza es el ‘resolí’ o licor de café, aunque también elaboran licor de frambuesa, membrillo o mango, con una graduación de unos ocho grados, siendo el de endrinas el más potente de todos, con 25 grados de alcohol. Se sirven bien fríos y se pueden encontrar en tiendas especializadas.

licores que se destilan en la provincia es tan amplia que casi abruma. Son varias las empresas que los realizan artesanalmente. Una de ellos es Al Jaque, de Montejaque. Este proyecto familiar cuyos inicios comenzaron hace más de 20 años. Entre los licores de fruta que elaboran se encuentran los de ciruelas, albaricoques, pasas, dátiles, hierbaluisa y café. Pero el más curioso es el de moringa. Un árbol que proviene de la India y que ya se cultiva en Málaga desde hace algunos años. «Por tener tantas propiedades nutricionales es muy demandado»

El turrón, por su parte, le ha servido de inspiración en la carrera de Fernando Mira. Tanto es así que sus establecimientos son un verdadero templo de culto a este dulce. Por eso, obtener productos como el licor y la crema era cuestión de tiempo. La graduación oscila entre los 15 y los 18 grados y fríos es una buena forma de consumirlos.

Los maestros cerveceros también se han animado a destilar. Ya hace algunos años que un boom de cervezas artesanas empezaron a fabricarse en Málaga como es el caso de cervezas Gainatejo de Ardales, Murex nacida en la Axarquía en 2013, Rebeldía, una de las más antiguas en 2011, La Axarca en Frigiliana, también empezó en 2013 y casi una docena más existen actualmente en la provincia de Málaga.