La ‘vuelta al cole’ más segura con el 112

  • El centro de coordinación recuerda la necesidad de prestar especial atención en garajes, aparcamientos y evitar pararse en doble fila junto a los colegios
  • Bajo el lema “los niños de hoy salvarán vidas mañana”, el servicio 112 comenzará la vuelta al cole también y retomará sus actividades de puertas abiertas

La vuelta al cole llega y el servicio de Emergencias 112 Andalucía ofrece una serie de consejos y pautas de comportamiento a los padres y alumnos que el próximo lunes la inician.

Así, se conseguirá que la vuelta al cole se realice de forma segura y sin incidencias relevantes, sobre todo extremando las medidas de autoprotección y de respeto a las normas de seguridad vial.

El 112 recuerda la necesidad de proteger a los más pequeños en sus desplazamientos al ir o volver del colegio, evitando de este modo riesgos innecesarios. 

El respeto a las normas de seguridad vial básicas, enfatiza el número único de coordinación europeo, contribuye, además, a mejorar la educación vial de los alumnos a diario.

Los niños aprenden imitando, por lo que los adultos acompañantes, padres y abuelos, deben recordar siempre que son el ejemplo a seguir por los escolares.

Consejos y Pautas de comportamiento a padres y alumnos para una ‘Vuelta al Cole’ segura

Cuando el desplazamiento al centro educativo se hace en coche, el 112 recomienda la necesidad de evitar los aparcamientos en doble fila y las paradas en lugares no habilitados porque pueden ocasionar situaciones de peligro para el resto de conductores y peatones.

El aparcamiento incorrecto afecta al tráfico al poder verse afectado por el bloqueo de varios carriles, y también se aumenta el riesgo de los pequeños que acceden al colegio, al tener que sortear los vehículos mal estacionados.

Por su tamaño y envergadura, se incrementa el peligro de que sufran un incidente con un vehículo que esté maniobrando y no se percate de su presencia.

Todos los niños, deben utilizar sillas de retención infantil homologadas en las plazas traseras y adecuadas a la edad y peso del menor. Por corto que sea el recorrido, o conocido, siempre deben viajar en su asiento especial.

Los menores que midan menos de 1,35 metros deben viajar siempre atrás y solo se podrán emplear el asiento delantero aquellos que tengan los 18 años o los 135 centímetros de altura.

El adulto encargado de la supervisión del pequeño debe colocarlo correctamente en su sillita sin la mochila puesta, abrocharles el cinturón y solo después iniciar la marcha.

Realizar maniobras marcha atrás con niños en las inmediaciones del vehículo aumenta el riesgo de arrollamiento, al igual que debe evitarse siempre dejarlos al otro lado de la calzada del colegio.

En los desplazamientos a pie es importante que los niños vayan con un adulto y que se aproveche el trayecto para instruirles en los normas básicas de educación vial.

Los niños no deben correr, saltar o jugar cerca de la calzada para evitar accidentes, al tiempo que lo más seguro es que anden siempre por el lado de la acera más cercano a la pared.

No se debe caminar entre vehículos que estén estacionados para evitar atropellos

El 112 recuerda que no se debe caminar entre vehículos que estén estacionados para evitar atropellos. Si no hay acera, caminar a lo largo del borde de la carretera utilizando, si es posible, elementos que nos hagan ser visibles a distancia.

El mayor factor de riesgo en el desplazamiento en autobús escolar se produce al subir o bajar del autocar, por lo que hay extremar la precaución en el respeto de la zona de parada y enseñar al pequeño a subir y bajar de forma ordenada.

Recomienda también a los padres y tutores que comprueben que se cumple la reglamentación vigente para este tipo de transporte.

Los adultos deben enseñar a los más pequeños de la casa las normas básicas para ir en este tipo de vehículos, como no levantarse durante el trayecto, no molestar al conductor y abrocharse correctamente el cinturón de seguridad.

Un autobús escolar siempre tiene que ir señalizado por el correspondiente indicativo de ‘Transporte escolar’, que se colocará tanto en la parte delantera, como trasera del vehículo.

Si cuenta con un acompañante para los alumnos, éste siempre debe de llevar puesto un chaleco reflectante y bajar primero.

Si se opta por la bicicleta, el casco es imprescindible, así como circular por la calzada, y no por la acera, o por los carriles especiales habilitados para tal efecto.

Es recomendable que los niños se hagan ver con prendas reflectantes y deben señalizar las maniobras, ir pendientes del resto de usuarios y circular con precaución sin poner en riesgo al resto de peatones o vehículos.

Si por el contrario la elección es la motocicleta como medio de transporte es preciso subrayar que los menores de siete años no pueden viajar en moto.

A partir de esa edad pueden hacerlo siempre que vayan con los padres, tutores o una persona mayor de edad convenientemente autorizada. En todos los casos, están obligados a llevar casco.

En el primer semestre del año, hasta 924 pequeños y jóvenes pasaron por el 112 o participaron en alguna de las actividades que realiza 

Recuerda además a padres, tutores y familiares que una conducta responsable y solidaria ayudará a evitar incidencias de tráfico y accidentes, al tiempo que la seguridad de los pequeños en la ‘vuelta al cole’ es una tarea que debe implicar a todos los miembros de la comunidad educativa.

Bajo el lema “los niños de hoy salvarán vidas mañana”, el servicio 112 comenzará la vuelta al cole también y retomará también sus actividades de puertas abiertas para acercar a los más pequeños a aprender a actuar en situaciones de emergencia.

El año pasado hasta 1.800 escolares visitaron la sede regional para conocer de primera mano qué es una situación de emergencia, cómo trabaja el 112 y qué puede hacer cada persona para ayudar a salvar vidas.

Durante el verano, el 112 también participó en charlas de seguridad en colonias para enseñar seguridad a los más pequeños.