La Plaza de Toros de La Malagueta recibe por primera vez a la Orquesta Filarmónica de Málaga y a la Joven Orquesta Barroca de Andalucía en el ciclo de conciertos ‘Málaga en el nuevo mundo’

  • Los conciertos tendrán lugar los días 10 y 11 de septiembre.
  • Las entradas se pueden adquirir en la web http://malagaentradas.com y la recaudación irá destinada a fines benéficos.

Por primera vez, la Orquesta Filarmónica de Málaga pisará el albero de La Malagueta, y lo hará para participar, junto a la Joven Orquesta Barroca de Andalucía, en el ciclo de conciertos titulado ‘Málaga en el nuevo mundo: ¡Que no pare la música!’, organizado por el Ayuntamiento de Málaga en colaboración con la Diputación Provincial, que cede la recientemente restaurada Plaza de Toros de La Malagueta.

Los conciertos tendrán lugar los días 10 y 11 de septiembre. La OFM ofrecerá la primera de las actuaciones, en la que debutará su nuevo director titular, José María Moreno. Los conciertos, que comenzarán a las 21.00 horas, tendrán aforo limitado a 772 personas y seguirán el cumplimiento estricto de medidas higiénico-sanitarias. Las entradas se pueden adquirir en malagaentradas.com a un precio de 15 euros (OFM) y 10 euros (JOBA), y la recaudación se destinará a fines benéficos.

Así se ha dado a conocer esta mañana durante la rueda de prensa de presentación del evento, en la que ha participado el presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, junto al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la concejala de Fiestas, Teresa Porras; el director titular de la OFM, José María Moreno, y el gerente de la Orquesta Filarmónica, Juan Carlos Ramírez.

Este ciclo de conciertos es una nueva apuesta de las administraciones malagueñas por reactivar el tejido cultural y empresarial de la ciudad, que se une a otras iniciativas musicales como los ciclos ya celebrados de ‘Málaga Inquieta’ y ‘Moraga Sound’, o ‘Terral de Málaga’, que comenzará también en septiembre.

El ciclo se iniciará el jueves 10 de septiembre con la actuación de la Orquesta Filarmónica de Málaga, con su nuevo director, José María Moreno. En el programa figura la ‘Sinfonía nº 9 en mi menor, Op. 95’, también conocida como ‘Sinfonía del nuevo mundo’, de Dvorak.

El viernes, 11 de septiembre, actuará la Joven Orquesta Barroca de Andalucía. Bajo la dirección  de Barry Sargent, la JOBA ofrecerá un concierto con obras de Vivaldi. Esta formación musical, nacida en 2010, es un proyecto pedagógico promovido por la Orquesta Filarmónica de Málaga que tiene como finalidad despertar en jóvenes entre los 17 y 22 años el interés por la música barroca y darles a conocer sus escuelas, géneros y prácticas interpretativas.

El presidente de la Diputación ha recordado que la JOBA tiene su sede en el centro de cultura contemporánea La Térmica de la Diputación, que proporciona a estos jóvenes músicos alojamiento y manutención, aunque actualmente, debido a las obras de remodelación de las instalaciones, los residentes se han trasladado a otros espacios.

Además, la Orquesta Filarmónica de Málaga y la Diputación tienen una estrecha vinculación, ya que la OFM celebra en el Auditorio Edgar Neville el ciclo ‘La Filarmónica frente al mar’, con seis conciertos anuales, y desde que finalizó el periodo de confinamiento ha utilizado este espacio para realizar actuaciones y grabaciones, ya que sus dimensiones, con  todas las butacas replegadas, permiten que la orquesta se reúna cumpliendo con todas las medidas de seguridad sanitaria. Los ensayos previos al ciclo de conciertos en La Malagueta también tendrán lugar en el auditorio de la Diputación, y tras el evento la OFM continuará haciendo uso de este espacio para preparar el primer concierto de la próxima temporada, en el que interpretará la Sinfonía Fantástica de Berlioz, una obra que, por sus dimensiones, requiere de un gran espacio de ensayo.

En este sentido, Salado ha subrayado el compromiso de la Diputación de Málaga con la cultura y su apuesta por promover “iniciativas que sigan llenando la provincia de Málaga de música, de arte y de cultura a través de actividades y eventos que permitan garantizar la seguridad sanitaria de artistas y público”.

En la misma línea se han expresado los responsables del Ayuntamiento de Málaga, que han explicado que, en estos meses estivales marcados por la pandemia de la Covid-19, el consistorio malagueño ha acentuado su sensibilidad para impulsar el esfuerzo de los creativos locales, en su línea de colaboración con el tejido cultural de la ciudad. Desde diferentes áreas y organismos municipales se han planteado programaciones este verano en el campo de la música y las artes escénicas. Se están desarrollando más de 150 espectáculos con la participación de alrededor de 500 artistas de la ciudad.