La obra ‘Sunrise’ de la artista digital Petra Eriksson será el cartel del 25 Festival de Málaga

La próxima edición, del 18 al 27 de marzo, irá precedida por un amplio programa de actividades conmemorativas y la gala de inauguración se celebrará en el Palacio de Deportes José María Martín Carpena

El Festival de Málaga cumple 25 ediciones en 2022, un momento muy especial que la organización quiere comenzar ya a celebrar con la ciudad de Málaga, con el sector audiovisual y con todos los aficionados al cine. Hoy ha tenido lugar la presentación del cartel oficial del 25 Festival de Málaga, que tendrá lugar del 18 al 27 de marzo, y que será Sunrise, obra de la artista digital Petra Eriksson y que en esta ocasión, y como excepción por ser una edición simbólica, no ha sido elegida por concurso.

Así lo ha anunciado el Festival de Málaga en una rueda de prensa con la participación del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la concejala de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada; el director del Festival de Málaga, Juan Antonio Vigar, y la diseñadora del cartel, Petra Eriksson. Han participado también representantes de las instituciones y empresas patrocinadoras del certamen: el subdelegado de Gobierno en Málaga, Javier Salas; la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico en Málaga de la Junta de Andalucía, Carmen Casero; el diputado de Cultura de la Diputación de Málaga, Víctor González; el responsable de Atresmedia Cine, Ignacio Corrales; el director comercial de CaixaBank en Málaga, Almería, Campo de Gibraltar, Ceuta y Melilla, Gerardo Cuartero; el responsable territorial en Andalucía, Ceuta y Melilla de Fundación ”la Caixa”, Juan Carlos Barroso; el responsable de Relaciones Externas de Cervezas Victoria, Sergio Ragel; y el subdirector de Diario Sur, Javier Recio.

 

Según ha explicado Juan Antonio Vigar, la organización ha optado en esta edición tan especial por Petra Eriksson, una diseñadora de reconocido prestigio internacional que ha trabajado recientemente para los Premios Óscar, la revista The New Yorker o el programa Adobe Ilustrator, entre muchos otros. Su obra Sunrise tiene un marcado carácter simbólico, al representar un nuevo y cálido amanecer en una imagen que transmite esperanza y serenidad y cuyos colores reflejan la alegría de la acogedora ciudad de Málaga y su Festival. Así, el 25 Festival de Málaga se identifica con una imagen que celebra el renacer de un nuevo tiempo, tras dos ediciones marcadas por la pandemia del coronavirus y en las que el certamen ha tenido que realizar importantes reajustes temporales y de organización para mantenerse fiel a su público, al sector audiovisual y a la ciudad de M&aacut e;laga.

 

En este sentido, el director del certamen y gerente de la empresa municipal Málaga Procultura ha anunciado que la 25 edición será inolvidable, una celebración de la vida, del cine y de la cultura, en la que el Festival quiere implicar a toda la ciudad de Málaga. Por ello, ha anunciado que la inauguración, el viernes 18 de marzo, tendrá lugar en el Palacio de Deportes José María Martín Carpena, abandonando por un día su tradicional escenario del Teatro Cervantes. El objetivo es que un mayor número de personas puedan asistir a esta gala, que incluirá la proyección de la película inaugural, y satisfacer de esta manera la demanda del público. 

 

Vigar ha revelado también que la organización ha diseñado Camino al 25, un programa de actividades conmemorativas para celebrar estas 25 ediciones en los meses previos al certamen. “Serán unas bodas de plata con las que el Festival quiere impregnar toda la ciudad de Málaga, para que malagueños y visitantes y todos aquellos que forman la gran familia del cine y del Festival vivan con nosotros durante estos meses la alegría de llegar a esta 25 edición, más cerca y más unidos que nunca”, ha afirmado. Este programa, cuyo calendario detallado se podrá consultar pronto en la web del Festival de Málaga, incluirá actividades culturales y festivas en todos los distritos de Málaga, con música de bandas sonoras, proyecciones, premios a nuestros espectadores más fieles y otras muchas.

 

La artista Petra Eriksson

Petra Eriksson nació en Estocolmo, Suecia, pero su carrera la ha llevado a Malta, Dublín, Berlín y, finalmente, a Barcelona, donde reside actualmente. Tras haber estudiado originalmente Bellas Artes, su deseo de utilizar el arte como vehículo práctico para “resolver problemas” la llevó al mundo del diseño gráfico y la ilustración editorial, camino en el que ha experimentado un ascenso meteórico gracias a su estilo personal.

 

Su colorido universo, repleto de formas y elementos y con intensos juegos de sombras, se ha convertido en una estética distintiva que ha hecho que su trabajo aparezca en publicaciones como Vice, Buzzfeed y The New Yorker y en la portada del libro de Mackenzie Lee, Bygone Badass Broads, una colección de célebres historias y biografías de mujeres.

 

Hace tan solo cinco años, los mismos que lleva viviendo en Barcelona, empezó a hacer proyectos como ilustradora autónoma y desde entonces ha trabajado con empresas como Google, The Guardian, Pinterest, The Academy (fue una de las siete artistas a las que la Academia de Hollywood pidió que reinterpretara la icónica estatuilla de los premios Óscar en la pasada edición), Penguin, Adobe Ilustrator (programa con el que trabaja habitualmente y que en su última actualización se ilustra con una creación suya) y muchas más.

 

La obra Sunrise, según su autora

Me alegró mucho que me invitaran a crear un cartel para el 25 Festival de Málaga. Cuando comencé a pensar en la idea de esta obra de arte, supe que quería hacer algo colorido y cálido para representar a Málaga y su gente, pero también el disfrute en un festival como este. Necesitaba que se sintiera como algo positivo y acogedor. Quería mantenerlo simple, algo bastante abstracto pero muy conectado con la ubicación. Comencé a jugar con algunas ideas diferentes, pero al final lo que más me gustó fue esta simple imagen del sol saliendo sobre el mar, con colores cálidos reflejándose en el agua. Representa no solo el comienzo de un nuevo día, sino también el comienzo de una nueva aventura.

 

Quería que el cartel fuera positivo, que nos diera un poco de esperanza en este tiempo en el que vivimos. También, que mostrara la maravillosa naturaleza que tenemos a nuestro alrededor, recordándonos lo hermosa que es y cuánto debemos cuidarla.

 

Espero que la gente vea el cartel y se sienta inspirada tanto para crearse a sí misma como para disfrutar de los eventos del festival.