«La mirada de emociones»:así es el cartel que representará el 26 Festival de Cine de Málaga

El diseñador malagueño Adán Miranda,el autor de la imagen de la próxima edición, que tendrá lugar del 10 al 19 de marzo, es colaborador habitual del certamen

El Festival de Málaga celebra su próxima edición del 10 al 19 de marzo de 2023 y
ha escogido para su cartel una obra del ilustrador y diseñador gráfico malagueño Adán
Miranda. Como en la edición pasada y en otras anteriores, el festival ha recurrido al encargo directo, al considerar que de esta manera consigue plasmar mejor su imagen y discurso, más aún en este caso al contar con un colaborador habitual del certamen.

Así lo ha anunciado el Festival de Málaga en una rueda de prensa con la participación del
alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la concejala de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Málaga, Noelia Losada; el director del Festival de Málaga y gerente de Málaga Procultura, Juan Antonio Vigar, y el diseñador del cartel, Adán Miranda.

Han participado también representantes de las instituciones y empresas patrocinadoras del certamen: el subdelegado de Gobierno en Málaga, Javier Salas; la delegada territorial en Málaga de la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes de la Junta de Andalucía, Gemma del Corral; el director del Área de Cultura de la Diputación de Málaga, Antonio Roche; la subdirectora de Cine de la Corporación RTVE, Maite López Pisonero; la productora de Atresmedia Cine Rosa Pérez; el responsable territorial en Andalucía, Ceuta y Melilla de Fundación ”la Caixa”, Juan Carlos Barroso; el director de Área de Negocio de Málaga de CaixaBank, Francisco Ramos; el responsable de Relaciones Externas de Cervezas Victoria, Sergio Ragel; y el director de Diario Sur, Manuel Castillo.

Según ha explicado Juan Antonio Vigar, la organización ha optado en esta edición por Adán Miranda al considerar que es el mejor candidato, como conocedor de la marca y la imagen del festival, malagueño y aficionado al cine y al certamen de su ciudad. Su obra Mirada de emociones consigue plasmar las sensaciones físicas y emocionales que provocan el cine, la ciudad de Málaga y su Festival. Así, el 26 Festival de Málaga se identifica con una imagen que busca la mirada cómplice y apasionada de su público y del sector audiovisual.

La obra y su autor

El malagueño Adán Miranda Soria es diseñador gráfico e ilustrador y asegura que lleva
explorando las posibilidades de un papel en blanco desde que tiene uso de razón. “Jugar con las formas, los tamaños, los trazos y colores siempre ha formado parte de mí”, explica.

Después de varios años de formación, experiencia y experimentación en diversas empresas
del sector, en 2006 inició su carrera como freelance, trabajando desde entonces con clientescomo Diario SUR, Festival de Málaga, Gráficas Urania, Anuncios Diana, Ayuntamiento de Málaga o Fundación Unicaja, entre otros.

Miranda se define como un diseñador versátil. “Mi campo de acción es amplio y siempre
intento que el resultado sea un diseño con personalidad propia, de calidad y distintivo, así
como crear conceptos que se identifiquen con los deseos y necesidades del proyecto concreto en el que esté trabajando”, asegura. Y añade que para él diseñar es contar una historia: buscar la esencia, tomar decisiones, mover los elementos que hagan falta, para que todo encaje en un final único.

En cuanto a la obra Mirada de emociones que será la imagen del 26 Festival de Málaga, su autor confiesa que después de tener la suerte de colaborar mano a mano junto con todo el equipo de Festival de Málaga, es para él una satisfacción personal enorme tener la
oportunidad de diseñar el cartel de esta edición.

 

Así explica él mismo su obra: “Soy seguidor del Festival desde hace muchos años. Tanto en su contenido (como cinéfilo que me considero), como en su forma de representarlo. Siempre deseaba ver qué imagen iba a tener la siguiente edición año tras año. Cuando recibí la invitación, sabía que el cartel debía tener una personalidad bien diferenciada del resto de ediciones. Que debía tener un carácter propio y unos colores y vida únicos.
Para mí, el Festival de Málaga está cargado de infinitas emociones. Y todas ellas se pueden
sentir, ya sea dentro de una sala como en la expectación que se crea en la calle ante la llegada de las estrellas de nuestro cine. Y donde mejor veo reflejadas estas emociones es en la mirada.

En mi cartel he intentado mostrar de manera directa esa emoción con una gran mirada central que tiene una chispa de vida en ella misma, unas líneas sinuosas que evocan el erizamiento en la piel y el vaivén de las olas de nuestro mar. Todo ello con unos colores que sintonizan con la calidez de la ciudad y su viveza, tanto en el día como en la noche. Es la mirada que siempre he visto en la gente que pasea por las calles, las que llenan las salas, la de sus trabajadores, la de los protagonistas, la mirada del cine”.