Este año, el plan Via-Ble cuenta con un millón de euros para iniciar la redacción de los proyectos | Málaga Magazine

 

  • El proyecto contempla actuar en 292 kms de 42 caminos rurales. Mejorará las comunicaciones viarias en más de 40 pequeños municipios
  • Este plan permitirá disponer de comunicaciones alternativas en el caso de pueblos que cuentan con un solo acceso viario

 

Esta mañana se presentó el Plan Vía-ble, un proyecto para luchar contra el despoblamiento rural. La Diputación de Málaga se encargó del diseño de este ambicioso plan de movilidad que servirá para mejorar notablemente las comunicaciones viarias en más de 40 pequeños municipios de la provincia.

El proyecto contempla actuar en 292 kilómetros de 42 caminos rurales con una inversión de algo más de 50 millones de euros en un plazo de diez años.

Este año se cuenta con un millón de euros para iniciar la redacción de los proyectos, y el propósito es que pueda financiarse a través de los remanentes de tesorería gracias al saneamiento económico de la institución provincial.

 

plan via-ble, urbanismo carreteras

 

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, junto al diputado de Fomento e Infraestructuras, Francisco Oblaré, acudieron a la presentación de este plan y destacó que se trata de la actuación más relevante que va a poner en marcha la institución provincial para luchar contra el despoblamiento rural.

Además, comentó que “las comunicaciones por carretera son uno de los pilares fundamentales para facilitar que los habitantes de los pueblos dejen de tener la sensación de estar aislados, y tengan más facilidad para acudir a centros sanitarios, para ir a comprar o para desplazarse a actividades de ocio, por lo que se mejora su calidad de vida”.

 

La lucha contra el despoblamiento rural requerirá de una inversión de algo más de 50 millones de euros en un plazo de diez años.

 

Salado explicó que la iniciativa contempla intervenir en caminos rurales, en muchos casos de titularidad municipal y en otros de la Junta de Andalucía. Se trata de usar esos caminos, a modo de baipás, para acortar distancias entre localidades y para comunicar mejor la costa con el interior.

Por ejemplo, pueblos de la Serranía de Ronda, como Pujerra, pueden reducir hasta en media hora su trayecto hasta la Costa.

Otro efecto positivo de este plan es que permitirá disponer de comunicaciones alternativas en el caso de pueblos que cuentan con un solo acceso viario, como Pujerra, Benarrabá y Macharaviaya.

Personal técnico de los servicios de Vías y Obras y de Información Territorial estudiaron sobre el terreno las zonas en las que intervenir, así como las actuaciones que se pueden llevar a cabo para acondicionar esos caminos locales.

En muchos casos, son vías que algunos vecinos utilizan, pero que requieren el tránsito de vehículos especiales y cuyo paso se dificulta o se interrumpe cuando se registran lluvias.

Y lo que se propone es mejorar el estado del pavimento y el drenaje de esas vías, así como la señalización vertical y horizontal para posibilitar su uso en condiciones de seguridad.