La Junta de Andalucía destina más de 46.000 euros a infraestructuras públicas en Benarrabá

La delegada territorial de Administración Local visita el municipio, que también ha recibido 10.391 euros para el COVID y ha instalado un arco que desinfecta los coches que entran al pueblo

La delegada territorial de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local en Málaga, Nuria Rodríguez, visitó ayer Benarrabá, donde se reunió con el alcalde, Silvestre Barroso, para conocer los proyectos ejecutados con cargo al programa Sedes y al Plan de Fomento del Empleo Agrario (PFEA). La Consejería que dirige Juan Marín ha aportado 46.488,52 euros para cofinanciar los materiales de las obras realizadas en diversas infraestructuras municipales y espacios públicos.
 
En concreto, el Ayuntamiento de Benarrabá ha acondicionado el segundo tramo de la calle Campillo y ha construido un tercer local para uso empresarial en la calle Cerro, un proyecto que, según ha destacado Rodríguez, “contribuirá a impulsar iniciativas de autónomos y pymes que crearán empleo y riqueza en el municipio más allá de los jornales generados con las obras”.
 
Ambas obras se han ejecutado con cargo al PFEA, con una aportación de la Junta de 26.488,52 euros, un programa que para la delegada territorial “es un ejemplo de cooperación entre administraciones y un instrumento fundamental para ayudar a los pequeños municipios a generar oportunidades laborales que permitan a sus vecinos quedarse en ellos, evitando así la despoblación de nuestro medio rural”.
 
En 2021, la aportación de la Junta a este programa ascenderá de nuevo a 54,4 millones de euros de los que 7,7 millones corresponderán a la provincia de Málaga para su distribución entre los proyectos presentados por los ayuntamientos y aprobados en las comisiones provinciales de seguimiento.
 
No obstante, Rodríguez ha recordado que el Proyecto de Presupuestos reserva otros 4,9 millones para incrementar la aportación de la Junta al PFEA en un 15% si el Gobierno central finalmente aprueba la subida planteada en los Presupuestos Generales del Estado, “un incremento que desde la Junta habíamos solicitado ya que en estos momentos es más necesario que nunca ayudar a los ayuntamientos a generar empleo para sus vecinos ante los efectos económicos de la crisis sanitaria”.
 
El Ayuntamiento de Benarrabá también ha recibido 20.000 euros del programa Sedes I de la Junta, destinado a municipios de menos de 1.500 habitantes para reformar edificios públicos donde se presten servicios a la ciudadanía. En concreto, el Consistorio ha ejecutado obras para mejorar la accesibilidad al centro TIC.
 
Apoyo frente al COVID 
El ejercicio 2020 ha estado marcado por la pandemia provocada por el COVID-19, que ha obligado a destinar gran parte de los recursos públicos a proteger a la población. Conscientes de la necesidad de apoyar a los municipios más pequeños y con menos recursos, la Dirección General de Administración Local de la Consejería sacó ya en abril dos líneas de ayudas extraordinarias, por un total de 10 millones de euros, destinadas a los 563 municipios andaluces de menos de 5.000 habitantes para sufragar los gastos de limpieza y desinfección de calles y edificios públicos así como la adquisición de mascarillas, geles hidroalcohólicos y equipos de protección para trabajadores municipales y vecinos.
 
Benarrabá es una de las 77 entidades locales malagueñas que ha recibido estas ayudas que han permitido al Ayuntamiento contratar personal extra para acometer las tareas derivadas de la atención a la crisis sanitaria, adquirir los suministros necesarios y una “iniciativa tan original como la instalación a la entrada del municipio de un arco de limpieza para desinfectar todos los vehículos que llegan”, ha destacado la delegada.
 
Los Presupuestos de la Junta para el próximo año “siguen apostando por el municipalismo mediante nuevas líneas de ayudas especialmente dirigidas para los pueblos más pequeños, que son los que cuentan con menos recursos”.
 
Así, la Consejería que dirige Juan Marín contempla para 2021 dos líneas de ayudas dirigidas a los municipios de menos de 20.000 habitantes cono Benarrabá, por un total de 5 millones, para reparar daños provocados por catástrofes naturales y para desarrollar iniciativas de reactivación económica. En ambos casos, por primera vez,
se repartirán en régimen de concurrencia competitiva teniendo en cuenta la densidad de población, el crecimiento demográfico y vegetativo o el índice de envejecimiento, dentro de la estrategia del Gobierno andaluz frente a la despoblación.