La borrasca Nelson saca a Andalucía de la extrema sequía

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, anuncia que no será necesario traer agua en barcos este verano

Los embalses andaluces aumentan casi 10 puntos con las últimas lluvias que han regado la comunidad gracias a la borrasca Nelson. Ahora, según datos de los Sistemas Automáticos de Información Hidrológica (SAIH) del Guadalquivir e Hidrosur, los pantanos están casi al 40% de su capacidad, una reserva de 4.800 hectómetros cúbicos de los 12.000 hectómetros cúbicos de la capacidad total.

La idea inicialmente contemplada para evitar los efectos de la sequía en la provincia de Málaga y en el resto de Andalucía era importar agua en barcos cisterna desde Murcia. El plan consistía en cargar agua desalada en la planta de Escombreras (Cartagena) y transportarla hasta el puerto de la capital malagueña. Sin embargo, gracias a las lluvias beneficiadas durante la Semana Santa, que han contribuido a aliviar la sequía, esta compleja y costosa operación logística ya no será necesaria. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, confirmó esta noticia tras evaluar el impacto de las precipitaciones en los embalses regionales.

Moreno, a pesar de lamentar los inconvenientes causados por las lluvias durante la Semana Santa, destacó los beneficios que estas trajeron al campo malagueño y otras actividades económicas. Señaló que se ha aliviado la situación de crisis que se estaba viviendo y mencionó que los embalses de Málaga han ganado aproximadamente 30 hectómetros cúbicos en los últimos días, aunque todavía se encuentran lejos de su capacidad máxima. Como ejemplo, mencionó que el embalse de La Viñuela ha aumentado su capacidad en un 60%, pero sigue estando solo al 15% de su capacidad total.

El llamado de Moreno a un consumo responsable y una gestión adecuada del agua continuó, enfatizando la importancia de avanzar en las infraestructuras hídricas planificadas. A pesar de esto, las inversiones en estas infraestructuras se mantendrán según aseguró el presidente de la Junta.

La intervención de Moreno confirmó que las lluvias durante la Semana Santa han alejado los peores temores de la sequía. El transporte de agua en barcos cisterna desde Murcia hacia diferentes puntos de Andalucía, incluyendo Málaga, ya no es una urgencia. Para llevar a cabo esta operación, se planificó el uso de buques cisterna quimiqueros de gran capacidad, capaces de cargar hasta 40.000m3 de agua. Estos barcos se cargan a través de tuberías en el centro del casco, distribuyendo la carga en tanques revestidos de resina epoxi, de manera continua mientras la desaladora produce agua.