Jornada del turismo Chino: “Málaga quiere atraer al mayor emisor turístico del Mundo”

En la jornada se informó de las prioridades y peculiaridades de este tipo de turista/viajero, así como del trato que precisa y las singularidades que presentan frente a los visitantes de otras nacionalidades.

El pasado martes 24 de octubre, en la Cámara de Comercio de Málaga se realizó durante toda la mañana la Jornada para el Turismo Chino: Perspectivas de presente y futuro, organizadas por ETC (Excelencia Turismo y Comercio) y entre cuyos objetivos estaba:

  • Profundizar en la realidad del turismo internacional chino
  • Evaluar las características de este turismo específico
  • Conocer el perfil del viajero chino y los diferentes segmentos a los que se dirige.
  • Y cómo puede adaptarse a dicho mercado la oferta turística actual

Intervinieron como moderadores de la jornada, el presidente de la Cámara de comercio de Málaga Pedro García Bueno, Concha Manjón (Organizadora de la jornada y directora de Excelencia turismo y comercio) y Jose Miguel Pardo (Especializado en Economía de Asia Oriental)

José Miguel Pardo: “En 2016, salieron para viajes internacionales aproximadamente unos cien millones de turistas de los que España recogió solo medio millón.”

Concha Manjón atrajo a los más expertos en este tema y todos tenían algo que aportar. Lo positivo en este día fue que se sacó la conclusión que entre todos, hay que unirse para atraer a este turista oriental, a millones de turistas chinos con un gran potencial que no acaba de llegar a Málaga y cuando lo hace es sólo de paso… “El propósito de esta jornada es entender que España, que es un país fácil de vender, sea un país atractivo para ellos que les facilite sus vacaciones y que a pesar de la distancia sea el país, la región o la ciudad donde realicen su viaje o sus vacaciones soñadas.” La jornada fue muy interactiva entre ponentes e invitados. Se expuso sobretodo la falta de apoyo institucional y la poca preparación para acoger a este tipo de turistas.

No hay webs en chino, ni apps, ni folletos, los hoteles no están preparados, las tarjetas bancarias entre ambos países no son compatibles, etc.

Los asistentes, un público profesional y expertos en el sector del turismo debatían sobre este tipo de turistas, unos de acuerdo con el ponente José Miguel Pardo y otros exponían con sus experiencias lo opuesto. Fue una jornada muy participativa en donde agencias, hoteleros y asistentes aportaron sus ideas (pros y contras). El principal problema del que sacó una conclusión fue que obtener el visado seguía siendo muy complicado. Como receptores,  en la jornada se definió la falta de vuelos y el desconocimiento de la cultura oriental que tenemos aún y que eran dos de las principales debilidades donde tenemos que mejorar para poder afrontar con profesionalidad el recibimiento de un turista chino de clase media alta que ansia embullirse en nuestra cultura.

Características del Turista Oriental:

Es un turista que hace un mayor gasto por individuo en comparación con otros viajeros europeos más habituales.

El Chino lo planifica todo a través de internet, se informan de una forma “bestial” antes de tomar una decisión.

Su nivel de vida (el del cliente chino que viaja al extranjero) es medio-alto, valoran los extras y la exclusividad que se les pueda ofrecer.

No les atrae el turismo de sol y playa.

Dentro de su cultura está muy arraigado la tradición, el juego, la gastronomía y el status social.

La gran mayoría son cultos y disfrutan del consumo, viajan para comprar y compran “marcas”. Adquieren productos de alta calidad y suelen llevar hasta una lista de compras de regalos.

El perfil del turista oriental suele ser el de un hombre joven y urbanita, conocidos en el ámbito turístico como ”monederos andantes”, buscan un entorno exclusivo donde sentirse VIP, son grandes consumidores de sensaciones, de experiencias y de la tecnología y lo digital. Para ellos, “viajar al extranjero significa lograr status social”. Existen cuatro elementos fundamentales que harán que el turista oriental elija destino: estabilidad política, factores naturales e históricos, la gastronomía y el shopping.

Las fechas en las que viajan este tipo de turistas son la semana dorada que coincide con la fiesta de la primareva y también el primero de octubre, que es su fiesta nacional (que coincide en verano para ellos y baja temporada).

 

 

 

 

Te interesa