iDental acumula más de 400.000 perjudicados en todo el país

 

  • iDental se dirigía a un público con escasos recursos, mediante la promesa de tratamientos con rebajas superiores al 80%.
  • El juzgado determinará si como sospecha, esta última forma de proceder era un método de atrapar al perjudicado en nuevos créditos

 

La red de clínicas odontológicas iDental que tienen abierto un macroproceso en la Audiencia Nacional por “supuesta estafa” lleva camino de convertirse en el mayor procedimiento judicial en España.

Las 14 comunidades autónomas presentaron sus primeras estimaciones y la cifra de afectados superará seguro las 400.000 personas.

Sólo en Valencia, la directora general de la alta inspección sanitaria de la Generalitat, sostiene que hay alrededor de 200.000 perjudicados. En Andalucía entre 80.000 y 90.000 personas y 42.000 en Cataluña. Y son solo tres de las 14 comunidades afectadas, entre ellas Madrid, no aportaron datos.

La reunión que convocó el magistrado con directores generales y jefes de servicio de las consejerías de Sanidad y Consumo resultó provechosa según manifestaron los convocados al finalizar el cónclave.

Los 14 representantes sanitarios acordaron con el juzgado la creación de puntos de información en sus respectivos territorios para atender a las miles de personas, la mayor parte de escasos recursos, afectadas por la macroestafa de iDental.

 

iDental podría convertirse en el mayor procedimiento judicial del país con todos los perjudicados que suman

 

Se creará un canal de gestión que custodie y facilite las historias clínicas de los perjudicados y coordine el trabajo con el juzgado de la Audiencia que lleva el caso, para que los pacientes obtengan respuesta y soluciones.

Además, las comunidades recopilarán y remitirán diferentes documentaciones relevantes para el proceso.

iDental tenía una “estrategia clara” según la incipiente investigación. Su oferta se dirigía a un estrato social, con escasos recursos, mediante la promesa de tratamientos odontológicos con rebajas superiores al 80%.

Para ello, reclamaban al paciente que financiara las operaciones dentales en distintas entidades bancarias. La clínica iDental cobraba de inmediato el importe del crédito pero después dejaba a medias el tratamiento cuando no extraía más piezas dentales de las debidas.

El juzgado determinará si esta forma de proceder era un método de atrapar al perjudicado en nuevos créditos como única fórmula de reparar el daño que la misma clínica había causado.

Los afectados denunciaron también la baja calidad de los materiales empleados. Además de que diversas clínicas no observaban las debidas condiciones de asepsia en sus quirófanos y equipo quirúrgico.