Hoy llegan un millar de pasajeros al puerto de Málaga en el primer crucero nacional de la Península

Máxima expectación ante la llegada del ‘Mein Schiff2’ de la naviera TUI, tras quince meses sin cruceristas en la capital de la Costa del Sol.

La operativa preparada está milimetrada para cumplir con los protocolos de Sanidad y garantizar la máximo la seguridad del millar de pasajeros y de los residentes, con los que el contacto será mínimo al estar organizado bajo el concepto de ‘crucero burbuja’. Todos los viajeros fueron trasladados en avión por TUI desde Alemania hacia Canarias, desde donde procede este buque, que permanecerá en la ciudad hasta las 19.00 horas.

Los cruceristas podrán hacer sólo las excursiones programadas por la naviera, en autobuses cuyos conductores cuentan con un test negativo y con guías igualmente controlados. Sobre las ocho de la mañana está previsto el desembarco de los viajeros, que principalmente conocerán los atractivos de la capital, si bien se han organizado además visitas al Caminito del Rey, Marbella y Puerto Banús, Mijas y Ronda. Desde la naviera dejaron claro con su experiencia en Canarias que «los cruceristas saldrán juntos del barco y volverán de la misma manera».

A las once de la mañana, en la Terminal A, el presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio; el alcalde de la capital, Francisco de la Torre; y el director de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA) España, Alfredo Serrano, comparecerán para dar a conocer todas las novedades de esta industria, tras lo que entregarán al capitán del buque una placa conmemorativa de la jornada, un acto que habitualmente se celebra a bordo y que, en esta ocasión, por seguridad se hará en la terminal. El presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, considera «una noticia verdaderamente importante» la llegada de este crucero y asegura que «llevamos meses trabajando para la llegada de este momento con la aplicación de todas las medidas de seguridad». Rubio se muestra optimista cara al futuro y señala que «a partir de ahora esperamos ir recuperando poco a poco el número de cruceristas que tuvimos en el pasado, que son una fuente de riqueza y empleo. Un turismo que va a seguir creciendo y aportando a la economía malagueña».

Hoy este crucero coincidirá con otro barco, a partir de las dos de la tarde, que viene sin pasajeros y sólo para una escala técnica. Se trata del buque de la misma naviera TUI, ‘Mein Schiff 4’, que atracará en la terminal B.

La actividad de cruceros irá a más este mismo verano. Cabe recordar que además de las escalas programadas por TUI, el buque ‘AIDA Perla’, consignado por Pérez y Cía, visitará la capital en nueve ocasiones desde el 13 de julio hasta el 1 de noviembre, con una periodicidad quincenal. Este barco hará un itinerario por el Mediterráneo español, que incluye los puertos de Palma de Mallorca, Cádiz, Málaga, Cartagena y Barcelona. Tendrá una semana de duración, si bien sus pasajeros podrán sumar una más a otro de los itinerarios que visitará los puertos de Alicante, Ibiza y Valencia.

Seguridad

La seguridad es clave y para eso el protocolo establecido contempla que la tripulación de los cruceros contará con una prueba PCR negativa de forma previa al embarque, además de realizar un periodo de aislamiento preventivo. En cuanto a los cruceristas, tendrán que aportar una PCR negativa y una prueba de antígeno para poder embarcar. Una vez en el barco, se les ofrecerá una charla sobre las medidas de prevención y se les informará sobre los protocolos que deben cumplir a bordo, en el que el aforo estará limitado al 50-60% de la capacidad. Además se contempla que se reservarán camarotes con balcón para la puesta en marcha de aislamientos preventivos en caso de que fueran necesarios y que no funcionará el servicio de buffet, de forma que las comidas se servirán directamente en mesa. Así mismo los cruceristas contarán con una póliza de seguro médico que garantiza la hospitalización en escala o el alojamiento en caso de un aislamiento preventivo.