Fallece en Cabra (Córdoba) un hombre de 31 años infectado con viruela del mono

El joven es natural de Cabra y se estudia una meningoencefalitis como causa de la muerte, una de las complicaciones graves asociadas al virus

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ha confirmado el fallecimiento de un joven de 31 años con infección activa por viruela del mono. Se ha determinado que la causa de la muerte ha sido una meningoencefalitis, aunque serán las muestras tomadas durante la necropsia las que esclarecerán el motivo, según un comunicado enviado por la Junta.

Según ha podido saber Radio Córdoba – Cadena SER, el hombre era natural de Cabra e ingresó primeramente en el Hospital Infanta Margarita, desde donde fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario Reina Sofía de la capital de provincia. En la jornada de este sábado ha tenido lugar el sepelio en la localidad cordobesa.

Actualmente hay 525 casos confirmados de viruela del mono en Andalucía, de los que 22 se encuentran monitorizados en la provincia de Córdoba. En España se siguen más de 4.000 casos, siendo el país de Europa con más positivos detectados.

Este viernes, el Ministerio de Sanidad confirmaba la primera muerte a causa de la viruela símica registrada en España, registrada en la Comunidad Valenciana. De igual forma, el paciente presentaba encefalitis, aunque las autoridades de la Generalitat están realizando un estudio para emitir un informe concluyente sobre las causas del fallecimiento.

La propia Organización Mundial de la Salud recoge la inflamación del encéfalo como una de las complicaciones asociadas a la viruela del mono, además de «infecciones secundarias, bronconeumonía, síndrome séptico o infección de la córnea». Según el organismo internacional, la tasa de mortalidad no supera el 6 % de los casos.

Los signos clínicos de la viruela símica suelen ser fiebre, erupción cutánea e inflamación de los ganglios linfáticos, y puede provocar una variedad de complicaciones médicas. El virus se transmite al ser humano por contacto estrecho con una persona o animal infectado, o con material contaminado por el patógeno.