miércoles, julio 17, 2024
spot_img
InicioProvinciaCosta del SolEncuentran dos manos cerca de la playa donde apareció el cadáver amputado...

Encuentran dos manos cerca de la playa donde apareció el cadáver amputado de Natalia, asesinada por su expareja en Marbella

  • Especialistas del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil de Málaga seguirán buscando los restos de la mujer

  • El último deseo de los hijos es que Natalia «se quede en Marbella» y no repatriar su cuerpo

  • Continúa sin éxito la búsqueda de los restos de la mujer asesinada y arrojada al mar en Marbella

La alcaldesa de Marbella (Málaga), Ángeles Muñoz, ha asegurado que el Ayuntamiento «se hará cargo de la tramitación y los gastos derivados del entierro» de Natalia, la mujer colombiana asesinada y arrojada al mar hace una semana sin cabeza ni manos, «entendiendo que es la familia la que quiere no repatriar» el cuerpo, sino que «se quede en Marbella».

En declaraciones a los periodistas, la regidora ha explicado que «ellos quieren que no se lleve a su país de origen, quieren enterrarla aquí y el Ayuntamiento va a asumir todo el coste, toda la gestión para que pueda enterrarse aquí si ese es el interés que tiene la familia».

 El servicio Emergencias 112 Andalucía ha recibido, a las 15.15 horas, el aviso de un particular alertando de la presencia de lo que parecía ser una mano en la playa de las dunas de Calahonda, en el municipio malagueño de Marbella.

 

Al llegar a la zona, los agentes de la Guardia Civil hallaron la otra mano. Aunque se está a la espera del análisis forense, todo parece indicar que los miembros encontrados corresponderían a Natalia,cuyo cadáver apareció el pasado 8 de enero en la playa de La Cañas, a unos cuatro kilómetros de donde este martes han aparecido las dos manos. Su expareja, de nacionalidad colombiana como la víctima, fue detenida tras la denuncia de los familiares de la mujer.Este hombre admitió los hechos, primero ante la Policía Nacional y luego ante el juzgado de instrucción, el cual decretó su ingreso en prisión.

El detenido confesó que asesinó a su pareja y arrojó su cuerpo y los restos al mar, por lo que miembros del Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS) de las Guardia Civil iniciaron el pasado jueves la búsqueda de los restos mortales, primero, donde el detenido dijo a la Policía Nacional que había tirado los restos, pero después se amplió a la zona entre ese lugar y el sitio en el que apareció el cadáver. Ahora, continúa la búsqueda para localizar la cabeza.

 

RELATED ARTICLES