Los incendios se originaron entre el 28 de mayo y el 13 de julio, creando una gran alarma social por la reiteración y peligrosidad de los hechos para las personas y el medio ambiente

La Unidad de Policía Adscrita a la Junta de Andalucía detuvo el pasado 13 de julio a un individuo en la provincia de Málaga en relación a ocho incendios forestales originados entre el 28 de mayo y el 13 de julio, dentro del termino municipal de Mijas. El presunto autor de los hechos prestó declaración en dependencias policiales y fue puesto en libertad a disposición de la autoridad judicial.

Los funcionarios de la Unidad de Policía Adscrita de la Jefatura Provincial de Málaga, ante la alarma social generada por la reiteración de los incendios en la misma zona y en tan corto espacio de tiempo, establecieron un dispositivo específico de vigilancia para evitar que se repitieran más incendios, además de identificar y detener a los posibles autores.

Así las cosas, durante el dispositivo desplegado el 13 de julio, tuvo lugar un nuevo incendio forestal en el paraje “Loma del Flamenco” de Mijas, que calcinó una superficie aproximada de 6,25 hectáreas. Un incendio que además tuvo la consideración de “peligrosidad alta” debido al viento terral que soplaba ese día. Por suerte, el fuego pudo ser controlado gracias a la rápida y eficaz intervención de los medios del Plan Infoca.

Los Policías se desplazaron a la zona del incendio, donde tras la inspección ocular pertinente se determinó la zona donde se originó el incendio, que había sido provocado de manera intencionada por medio de la aplicación directa de una fuente de calor, posiblemente un mechero a gas o similar. Una vez más, la colaboración conjunta con la Brigada de Investigación de Incendios Forestales del Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía fue determinante para esclarecer los hechos.

El mismo 13 de julio se procedió a la detención de un individuo como presunto autor del incendio, así como de otros siete que se estaban investigando. En el momento de la detención, el sospechoso se encontraba colaborando con los medios de extinción.

El modus operandi del detenido consistía, según las investigaciones realizadas, en provocar los incendios mediante aplicación directa de una fuente de calor, o bien, dejando un cigarrillo encendido sobre pasto fino y seco, provocando el incendio con cierto retardo. Posteriormente, el presunto pirómano abandonaba el lugar de los hechos para regresar una vez que los medios de extinción ya trabajaban en el lugar y colaborar con los mismos mediante el agarre de las lanzas de las mangueras o en la extensión de éstas.

Durante la investigación de esta serie de incendios, donde la Policía Adscrita trabajó de manera coordinada con la Brigada de Investigación de Incendios del Cuerpo de Agentes de Medio Ambiente de la Junta y técnicos de operaciones del Infoca, se pudo constatar la presencia de este individuo con la misma actitud colaboradora.

Todos los incendios investigados fueron provocados en las horas centrales del día, cuanto más aprieta el calor, menos humedad hay y por lo que existe una mayor probabilidad de ignición. Además, los incendios se originaron en la franja horaria entre las 16:00 horas y las 18:00 horas, momento del día donde hay menor tránsito de vehículos y personas, reduciendo así la posibilidad de ser detectado.

Lo cierto es que, tras la detención de este individuo, no se ha vuelto a producir un incendio forestal intencionado en el término municipal de Mijas hasta la fecha. La investigación pertinente continuó hasta recabar las pruebas necesarias que demuestren que este hombre es el responsable de, al menos, ocho incendios forestales. Cinco de ellos fueron consecutivos, 29 y 30 de junio (dos incendios ese día) y 1 y 2 de julio. La investigación concluyó el pasado 20 de agosto, tras la instrucción del correspondiente atestado policial y su remisión a la Autoridad Judicial.