El paso de ‘La Desbandá’, considerado Lugar de Memoria Democrática por el Gobierno

El ministro Ángel Víctor Torres ha trasladado que el BOE recoge el inicio del procedimiento en una zona en la que miles de personas murieron bombardeadas durante la Guerra Civil

EFE

La declaración de ‘La Desbandá‘ como lugar de memoria democrática, en reconocimiento a las miles de víctimas bombardeadas por el ejército sublevado en su éxodo por carretera de Málaga a Almería durante la Guerra Civil, se suma a otros enclaves con este reconocimiento, como Gernika o el Valle de Cuelgamuros.

El ministro de Política Territorial y Memoria Democrática, Ángel Víctor Torres, ha informado de la publicación este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del inicio del procedimiento de declaración de ‘La Desbandá’ como lugar de memoria democrática, coincidiendo con el 87 aniversario de este trágico capítulo de la Guerra Civil.

La Ley Memoria Democrática, que entró en vigor en 2022, reconocía ya expresamente cuatro lugares de memoria democrática al considerarlos relevantes por su vinculación a la «represión y violencia» sobre la población en el golpe de Estado de julio de 1936, la Guerra Civil, la dictadura franquista o el exilio, entre ellos el Valle de Cuelgamuros (antiguo Valle de los Caídos).

 

 

Pero con el tiempo el Gobierno ha ido ampliando este inventario, del que ya forman parte más de una quincena de enclaves y al que se incorporarán más, entre ellos la prisión franquista de Tefía (Fuerteventura), donde fueron encarcelados decenas de homosexuales, según han informado a EFE fuentes del Ministerio de Política Territorial y Memoria Democrática.

Esta es la lista de bienes que ya han sido reconocidos como lugares de memoria democrática, los cuatro primeros recogidos en la propia ley:

Valle de Cuelgamuros (antiguo Valle de los Caídos) – El Gobierno sigue teniendo pendiente la resignificación de este enclave de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), que fue lugar de enterramiento del dictador Francisco Franco y del fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera, y es la mayor fosa común de España, con 33.833 restos de víctimas de ambos bandos de la Guerra Civil y la exhumación de más de un centenar todavía en marcha.

Panteón de España (Madrid) – La Ley de Memoria Democrática renombró este monumento funerario de Patrimonio Nacional, llamado anteriormente Panteón de Hombres Ilustres, para homenajear también a mujeres claves en la historia España como la política y escritora Clara Campoamor, impulsora del voto femenino.

Centro documental de la Memoria Histórica (Salamanca) – El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero aprobó en 2007 la creación del Centro Documental de la Memoria Histórica, con sede en Salamanca y en el que se integra el Archivo General de la Guerra Civil.

Fuerte de San Cristóbal (Pamplona) – El Fuerte, propiedad del Ministerio de Defensa y sin ningún uso en la actualidad, fue usado como cárcel a partir del golpe militar de 1936 y vivió una fuga masiva de 795 presos en 1938, que se saldó con más de doscientos reclusos matados a tiros mientras huían o fusilados sin juicio. En este caso, no obstante, la declaración como lugar de memoria democrática no ha oficializado aún en el inventario del Gobierno, pese a que la ley obligaba a hacerlo en el plazo de un año desde su entrada en vigor.

Gernika – La villa vizcaína de Gernika fue el primer lugar de memoria democrática que declaró el Gobierno tras la aprobación de la ley para recordar a las víctimas del bombardeo fascista que sufrió su población en 1937, durante la Guerra Civil.

Una docena de lugares vinculados al liberalismo democrático – Tras Gernika, el Gobierno amplió la lista de lugares de memoria democrática con la declaración de doce inmuebles y monumentos vinculados al liberalismo democrático y situados en Cádiz, Asturias, Sevilla, Málaga, Almería, Granada y La Rioja. Entre ellos, destacan el Real Teatro de las Cortes de San Fernando (Cádiz), donde se redactó la Constitución española de 1812, y la Iglesia Mayor de San Pedro y San Pablo y de los Desagravios, en el mismo municipio, donde juraron sus cargos los diputados constituyentes. También fueron declarados lugares de memoria el Oratorio San Felipe Neri y el monumento a la Constitución de 1812, ambos en Cádiz; la Casa Palacio de Espartero, en Logroño; y la casa natal y el busto del General Riego en Tuña (Asturias), junto al monolito de reconocimiento de esta localidad como pueblo ejemplar. Junto a ellos también el monumento a Rafael de Riego, en Las Cabezas de San Juan (Sevilla); el Antiguo Convento de San Hermenegildo, en Sevilla, sede de las Cortes durante los últimos meses del Trienio Liberal; la Cruz de Torrijos y el monumento a Torrijos, en Málaga; el monumento a los Mártires de la Libertad, en Almería; y el monumento a Mariana Pineda, en Granada.