El I Torneo de Debate Educativo de Andalucía elige a un alumno de Maristas como uno de los mejores oradores

La Consejería de Educación y Deporte apostó por el torneo debate como herramienta educativa con la que desarrollar parte del currículo educativo | Málaga Magazine

 

  • Un total de 124 centros andaluces participaron en este certamen en su primera edición
  • La igualdad de género y las redes sociales fueron los ejes temáticos del I Torneo de Debate Educativo en Andalucía

 

Este jueves, 25 de abril se celebró la fase final del Primer Torneo de Debate Educativo en Andalucía, que se realizó en Priego de Córdoba (Córdoba).

Participaron ocho centros educativos, representantes cada uno de ellos de todas las provincias andaluzas. El Instituto de Educación Secundaria Alto Almanzora de Tíjola (Almería) se proclamó vencedor del torneo quedándose como finalista el IES San Juan de la Cruz de Úbeda (Jaén).

Como mejores oradores del torneo se seleccionaron a Pablo González, componente del equipo del CDP Colegio Maristas Nuestra Señora de la Victoria de Málaga, y Juan Gabriel Lozano, del IES Florencio Pintado de Peñarroya (Córdoba).

 

I Torneo de Debate Educativo en Andalucía
Pablo González, del Colegio Maristas de Málaga fue seleccionado como mejor orador del Torneo

 

Explorar de manera crítica los múltiples puntos de vista en torno a un mismo tema, ponerse en el lugar del otro, comunicarse de forma hábil o practicar la tolerancia y el pensamiento crítico son algunos de los aspectos que los alumnos y alumnas de los ocho equipos finalistas del Torneo tuvieron que desarrollar en esta última fase.

 

En concreto, el tema que se debatió en la final fue: “¿Las redes sociales mejoran las relaciones entre la juventud?”.

 

La elección del tema, según comentó el Jefe de Servicio de Planes y Programas Educativos de la Consejería de Educación, Manuel Martín, se fundamentó en el hecho de que es un tema “que conecta con la actualidad, cercano a los estudiantes y del que tienen argumentos propios«. 

El jurado, lo componía el profesorado, expertos en actividades de debate y personas de reconocido prestigio, valoraron en cada fase de este torneo de debate educativo la actuación de los equipos, evaluando distintos aspectos como la verdad y la veracidad de los argumentos, la diversidad de los mismos, además de su profundidad y rigor de las evidencias.

Otros aspectos que se tuvieron en cuenta, y de suma importancia también dentro de un debate, fue el uso correcto del lenguaje, la naturalidad y expresividad, agilidad y claridad en las respuestas, dominio de voz y silencios, así como del espacio.

La estructura del torneo se llevó a cabo en tres fases: en los centros, provincial y autonómica. En cada fase los equipos que se clasifican son los que han obtenido el mayor número de victorias.

 

El Torneo de Debate Educativo tiene fundamentalmente un carácter formativo, no competitivo

 

Los centros finalistas en esta primera edición fueron los institutos: Alto Almanzora de Tíjola (Almería); José Manuel Caballero Bonald de Jerez de la Frontera (Cádiz); Florencio Pintado de Peñarroya-Pueblonuevo (Córdoba); Ángel Ganivet de Granada; Delgado Hernández de Bollullos Par del Condado (Huelva); San Juan de la Cruz de Úbeda (Jaén); CDP Colegio Maristas-Nuestra Señora de la Victoria de Málaga y el Instituto Margarita Salas de Sevilla.

La Consejería de Educación y Deporte apostó por el debate como herramienta educativa con la que desarrollar parte del currículo educativo a través de una metodología Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP).

Con este tipo de actividades, en las que lo lúdico se impregna de una forma natural con el quehacer curricular, se favorece el aprendizaje activo de los estudiantes al enseñarlos a aprender integrando la teoría y la práctica, así como a trabajar de manera cooperativa.

 

El torneo, se dirige a alumnos de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato y Ciclos Formativos de centros educativos.

 

El torneo, se dirige al alumnado de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), Bachillerato y Ciclos Formativos de centros educativos. Tiene fundamentalmente un carácter formativo, no competitivo. En esta primera edición participaron 124 centros de las ocho provincias andaluzas.

La temática de los debates a lo largo de todo el torneo se vinculó con la realidad social de nuestro tiempo, haciendo hincapié en todos aquellos aspectos que pueden ser mejorados a través de la educación.

En esta primera edición la igualdad de género y las redes sociales fueron los ejes temáticos del certamen, pero en futuras ediciones se abordarán otros temas de interés como la cultura de paz y no violencia, la igualdad de género, los hábitos de vida saludable, la prevención del acoso y ciberacoso, la seguridad vial, la protección del medio ambiente o el consumo responsable.

Esta iniciativa, organizada por la Consejería de Educación y Deporte, cumplió en esta primera edición el principal objetivo que tenía que era crear un foro de discusión y diálogo en el que los alumnos y alumnas desarrollen destrezas como la expresión y la comprensión tanto oral como escrita, herramientas de gran utilidad para la formación integral de los estudiantes y de futuro profesional.