El Gobierno ‘estrena’ la cárcel de Archidona (Málaga) con 500 inmigrantes de Murcia

El Estado utiliza las instalaciones como medida "puntual" para atender la reciente oleada de pateras en las costas de Cartagena y Murcia

El recinto que lleva tres años cerrado, dispone de enfermería, aulas, campos deportivos, peluquería

La futura cárcel de Málaga, ubicada en Archidona, será habilitada como Centro de Internamiento de Inmigrantes (CIE) “provisional” para acoger a los 519 inmigrantes argelinos llegados en 49 pateras este fin de semana a la Región de Murcia.

Así lo ha explicado el delegado del Gobierno en Murcia, Francisco Bernabé, quien ha señalado que el traslado se produce ante la falta de capacidad de las instalaciones de la Región, actualmente ocupadas por personas procedentes de otros procesos migratorios y, aunque hay algunas plazas libres, se ha optado por no colapsarlo con esta afluencia masiva de inmigrantes ilegales.

La cárcel de Archidona, un recinto completamente nuevo, esta equipada con diez habitaciones cuádruples, para poder atender con las debidas condiciones humanitarias a los inmigrantes atendidos en los últimos días en Cartagena, la mayoría procedentes de Argelia.

El recinto de Archidona está construido sobre una superficie que ocupa 102.232 metros cuadrados. Cuenta con 1.008 habitaciones distribuidas en 12 módulos residenciales además de cuatro módulos polivalentes.

Equipado con la más moderna tecnología, el centro de Archidona cuenta, además, con comedor, economato para venta de pequeños productos a los internos,espacio multidisciplinar con televisión y mesas de entretenimiento. Asimismo, tiene amplias zonas para la práctica del deporte, con un campo de futbito, otro de baloncesto e incluso otra zona para jugar al frontón.

El centro dispone de un taller ocupacional, aulas de enseñanza, gimnasio con duchas y vestuarios y peluquería con barbería. También cuenta con climatización por radiadors, ducha de agua mezclada con posibilidad de regulación de temperatura, inodoro y lavamanos, detección de incendios para control de posibles fuegos o interfonía para comunicación con el puesto de control.

Esta medida, de carácter temporal, la han adoptado los jueces de forma extraordinaria ante la imposibilidad de alojar a los más de 500 inmigrantes que han llegado en losúltimos días a las playas de Murcia por la capacidad limitada que tienen en estos momentos los diferentes centros que existen en la región.

El Ministerio está trabajando en cumplimentar la normativa europea en materia de inmigración y acogimiento y, asimismo, también está consensuando con las distintas fuerzas parlamentarias el n uevo modelo de Centros de Internamiento que quiere aprobar el Gobierno en las próximas semanas, con el apoyo, hasta el momento, de Ciudadanos.

Desde el pasado jueves, día 16, han llegado en pateras a las costas españolas un total de 962 inmigrantes, de los que 387 son de origen subsahariano,13 proceden de Marruecos y otros 562 vienen de Argelia. La mayor parte de ellos arribaron a la costa de Cartagena, aunque también lo hicieron en Almería, Torrevieja (Alicante) y Málaga.

El número total de inmigrantes que llegaron de manera ilegal entre el domingo por la tarde y la madrugada de este lunes ha sido de 629, de los que 547 son argelinos, 13 marroquíes y 68 subsaharianos.

A este número hay que añadir otros 333 (318 subsaharianos y 15 argelinos) llegados entre la tarde del 16 y la madrugada del 17,  con lo que el número de inmigrantes ilegales que han desembarcado en las últimas 48 horas asciende a 962.