El desfibrilador de una patrulla de la Policía Local de Málaga permite reanimar a un hombre en parada cardiorrespiratoria

Los agentes aplicaron dos descargas al individuo, que se había desplomado en plena calle

Uno de los desfibriladores con los que están equipados todos los vehículos de la Policía Local de Málaga ha sido utilizado para la reanimación con éxito de un hombre de 65 años que sufrió una parada cardiorrespiratoria y se desplomó en plena calle. Los hechos tuvieron lugar en la barriada de El Cónsul cuando el afectado, que estaba acompañado de su mujer, caminaba por la acera llevando unos objetos hasta su vehículo y, de repente, empezó a sentirse mal y cayó al suelo. En un primer momento, recibió la asistencia de una enfermera que trabaja en una clínica próxima y que, al escuchar los gritos de ayuda, acudió y comenzó a realizarle un masaje cardíaco.

 

Rápidamente, y tras entrar una llamada en la Sala del 092 de la Policía Local, una patrulla se dirigió al lugar. Los agentes, adscritos a la Jefatura de Puerto de la Torre, comprobaron que el hombre se encontraba inconsciente, sin respirar y con la cara amoratada, por lo que procedieron a utilizar el desfibrilador semiautomático (DESA) con el que cuenta la totalidad de la flota de la Policía Local y sobre cuyo uso reciben una formación específica. Tras efectuar la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP) y aplicarle dos descargas, el individuo recuperó la consciencia. Posteriormente, un equipo del 061 lo estabilizó en el lugar y lo trasladó a un centro hospitalario de la capital. Más tarde, los propios agentes contactaron con la pareja del hombre para confirmar que se encontraba estable, mientras desde el propio hospital también han indicado días después que el paciente había recibido al alta.

 

Foto de la noticia

 

No es la primera vez que se utiliza un desfibrilador municipal para reanimar con éxito, habiéndose registrado una veintena de casos en los últimos años. El pasado mes de junio, la intervención de dos policías locales también fue clave para recuperar a un hombre que sufrió una parada en un restaurante de la playa de Huelin. En otra ocasión, el desfibrilador ubicado en el Centro de Acogida Municipal también fue utilizado para la reanimación de un hombre que sufrió un atragantamiento espontáneo con asfixia y se desplomó en el suelo, al igual que el del Palacio de Deportes José María Martín Carpena para recuperar a una persona que entró en parada.

 

Málaga Cardioprotegida

 

A través de la iniciativa ‘Málaga Cardioprotegida’ impulsada por el Ayuntamiento junto a la Asociación de Expacientes de la Unidad de Medicina Intensiva (EXPAUMI) en el año 2016, la ciudad cuenta en la actualidad con 690 desfibriladores registrados en dependencias y vehículos de la Policía Local, la flota de autobuses de la EMT, estaciones de metro, áreas deportivas, centros sociales, bibliotecas, aparcamientos, mercados, hoteles, sedes de colegios profesionales, bancos, empresas, edificios de la Universidad de Málaga o del Parque Tecnológico, centros educativos y en columnas distribuidas por la vía pública, entre otras ubicaciones. Todas puedan conocerse y consultarse a través del mapa actualizado que está disponible en https://cardioprotegida.malaga.eu/.

 

De esta forma, la ciudadanía, en el caso de que fuera necesario su uso, puede localizar su ubicación a través de sus dispositivos móviles y ordenadores, indicándole incluso a través del callejero de Málaga la ruta de acceso más cercana. En esta plataforma se informa del edificio o espacio público donde están situados, el horario en el que están abiertas esas dependencias y un teléfono de las mismas. Además, en el caso de los dispositivos situados en los autobuses de la EMT (no en el de los vehículos de la Policía Local por cuestiones de seguridad), se indica la línea, la matrícula, el número del vehículo y la ubicación exacta por donde está circulando en ese momento.

 

En el marco de este proyecto, el Ayuntamiento de Málaga también colabora cada año con Expaumi en la organización de cursos y talleres de soporte vital básico en los 11 distritos de la ciudad para garantizar una formación sobre el uso de estos equipos al mayor número posible de ciudadanos.