El Congreso aprueba por unanimidad declarar Parque Nacional la Sierra de las Nieves

La propuesta ha sido aprobada con 34 votos favorables, sin votos contrarios ni abstenciones y sin enmiendas

La Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico ha aprobado este miércoles por unanimidad y con competencia legislativa plena el proyecto de ley de declaración del Parque Nacional de la Sierra de las Nieves.

La propuesta ha sido aprobada con 34 votos favorables, sin votos contrarios ni abstenciones y sin enmiendas, en los mismos términos del informe de la ponencia de la comisión parlamentaria, ya que las enmiendas que quedaban vivas, presentadas por Cs, han sido retiradas al reconocer la formación política que aunque mejoraban el texto no iban a contar con el apoyo necesario.

El Parque Nacional de la Sierra de las Nieves se ubica en Málaga y con la nueva figura de protección el enclave, donde viven más de 63.000 habitantes, gozará del máximo nivel de protección ambiental por albergar valores naturales y culturales excepcionales.

El nuevo espacio que se suma a la Red de Parques Nacionales, cuenta con una superficie de 22.979,76 hectáreas en Málaga, el extremo oeste de la Cordillera Bética. Su declaración culmina un largo proceso de planificación destinado a garantizar la conservación de una singular riqueza natural, paisajística y cultural, así como de los usos y actividades que históricamente han contribuido a conformar dichos valores.

En total, este espacio cuenta con la presencia de al menos 10 de los 27 sistemas naturales terrestres recogidos en la Ley de Parques Nacionales de 2014.

El nuevo parque, el decimosexto de la red, destaca por su sistema natural de abetales y pinsapares ya que integra más de la de la mitad del total de la superficie ocupada por esta especie en el conjunto del país. Se trata de las formaciones más extensas de bosques de pinsapo conservadas en la Península Ibérica. También incorpora una representación de otras interesantes formaciones, como los pinares de pino negral peridotíticos del sector occidental malacitano, los sabinares negrales interiores, los alcornocales húmedos gaditanos y los matorrales almohadillados espinosos y tomillares de pradera.

Las primeras iniciativas de conservación de esta zona están datas en 1917 y tuvo que pasar buena parte de ese siglo para que el enclave fuera declarado en 1989 Parque Natural y años después Reserva de la Biosfera al contar con singularidades ecológicas con una elevada diversidad de especies de flora, algunas amenazadas de extinción, y más de 120 especies de aves, entre las que figura, por ejemplo el colirrojo real (Phoenicurus phoenicurus), que está en peligro. Asimismo destaca la presencia de cabra montés, quirópteros, reptiles como la largartija andaluza (Podarcis vaucheri) y los eslizones tridáctilo (Chalcides striatus) e ibérico (Chalcides bedriagai) y una subespecie de salamandra (Salamandra salamandra subsp. longirostris) que solo está presente en las provincias de Cádiz y Málaga.

No solo cuenta con valores ambientales sino culturales, ya que los once pueblos en los que se asienta alberga un rico patrimonio de castillos, torres, cortijos, necrópolis, junto con gastronomía, folclore y artesanía.

Una vez entre en vigor la Ley de declaración del Parque Nacional de la Sierra de las Nieves, la administración autonómica contará con un plazo máximo de tres años para que el nuevo enclave disponga de un Plan Rector de Uso y Gestión.

La Ley incluye el apoyo a las poblaciones locales residentes en el interior del parque, en particular mediante el fomento del desarrollo de actividades comerciales y económicas ligadas con el turismo rural sostenible.

UNANIMIDAD EN EL CONGRESO

Durante el debate de la Ponencia en la Comisión parlamentaria ha reinado la visión unánime de que este es un día de celebración para el medio ambiente, para felicitar a la población afectada por la declaración de la nueva figura de protección ambiental y para subrayar el impulso de la población local en la conservación de los valores y la riqueza de este enclave desde hace más de un siglo.

Para el diputado de Teruel existe, Tomás Guiarte, espera que tras este sean muchos más y ha lamentado que en la actualidad solo dos provincias en España, Teruel y Valladolid, no cuentan con ningún Parque Nacional a pesar de que ambas cuentan con riqueza natural. Así, ha confiando en que se puedan alcanzar acuerdos para lograr establecer esta figura de protección ambiental en ambos territorios.

En su turno, la diputada de Cs, María Carmen Martínez ha celebrado que esta es una «buena ley para la comarca» que tiene una «riqueza que merece ser protegida». «En términos generales es una ley muy positiva», ha celebrado.

En la misma línea, la diputada de Más País Verdes Equo Inés Sabanés, ha coincidido en que la declaración del Parque es «muy positiva» porque incorpora «el ecosistema andaluz y marroquí» aunque considera que los límites «podrían haber sido más grandes». «Esperamos que la Junta de Andalucía pueda asumir la posibilidad de ampliación», ha manifestado.

Por su parte, el diputado de Unidas Podemos Juan López de Uralde, la incorporación de un nuevo parque nacional a la red, que «debe ser una salvaguarda de la biodiversidad» porque según ha recordado, España es el país más biodiversidad de España, lo que obliga al país a adoptar una «responsabilidad añadida» y confía en que la zona como el resto de parques nacionales se conviertan en zona de atractivo turístico.

«La protección de la biodiversidad es una cuestión de patriotismo», ha apostillado López de Uralde que considera que eso es algo que «no abunda» en el Parlamento. En todo caso, aunque a partir de «mañana» se empezará en trabajar en una ampliación del parque, este es un día de celebración.

En la misma línea, la diputada de Vox Patricia Rueda cree que este miércoles es «un día importante» en el que Andalucía brilla tras un «largo proceso» que respalda a los municipios que durante décadas han reclamado esta declaración. Rueda ha reconocido el trabajo de quienes han colaborado en su protección y ha defendido que Vox «siempre» está al lado de quienes protegen el valor de los ecosistemas naturales y para garantizar el patrimonio natural, cultural e histórico y de estar al lado del mundo rural.

Mientras, la diputada del PP Carolina Rueda ha calificado de «histórico» este 26 de mayo porque «se hace justicia» con la Sierra de las Nieves y en el que se llega al principio del final de una larga tramitación que comenzó en 2011 aunque los primeros estudios de conservación datan de 1917.

Rueda ha elogiado la implicación de la población de cerca de 64.000 habitantes a quienes ha definido como «auténtica mecenas» para que el enclave haya llegado al momento actual en este estado de conservación. En esa línea ha puesto de relieve que la declaración cuenta con el apoyo de todos los municipios, de todas las administraciones que han «remado a favor de este sueño», fruto de la «voluntad férrea de su población».

Ahora, según ha destacado, se abre en la zona una «oportunidad histórica» para el desarrollo económico y social de estos municipios basado en los valores ambientales así como para fijar población rural.

Por último, el diputado del PSOE José Carlos Durán, ha defendido la «joya de valor incalculable» de este nuevo parque nacional que alberga el 65% del pinsapo de España, y una riqueza natural que la hace merecedora de esta declaración que conllevará consecuencias positivas en la gestión sostenible y la conservación del enclave natural y para el desarrollo de la comarca. «La palabra Parque Nacional se ha convertido en una marca de turismo sostenible», ha manifestado.