martes, junio 18, 2024
spot_img
Inicio#pueblos de MálagaDos pueblos de Málaga, entre los 100 más bellos de España para...

Dos pueblos de Málaga, entre los 100 más bellos de España para National Geographic

La prestigiosa revista ha introducido a dos municipios de la provincia malagueña como «imprescindibles» para visitar en este 2023

Las clasificaciones y rankings tienen detrás una selección puramente subjetiva, pero que lo haga una revista especializada en viaje del calibre de National Geographic es para tenerse muy en cuenta como una elección de la que fiarse y, por supuesto, estar orgullosos, en caso de los habitantes de esos 100 pueblos elegidos como los más bellos de España.

La España rural tiene auténticas joyas y dos de ellas están en Málaga, según este medio. Los municipios de Frigiliana y Casares han sido los seleccionados. En el caso de Frigiliana, ya es un lugar acostumbrado a los elogios de este tipo de selecciones, y Casares se ha colado por su estética, uniformidad y esencia andalucista: allí nacio Blas Infante.

Frigiliana

Así describe National Geographic este rincón malagueño: «Tierra de luz radiante y suelo fértil, La Axarquía se extiende en el oriente de la provincia de Málaga, entre el Mediterráneo y las sierra de Alhama, Tejeda y Almijara. Sus lomas están salpicadas de luminosos pueblos blancos y en ellas crecen la vid, el olivo y el almendro, junto a especies tropicales como la chirimoya, el mango y el aguacate introducidos en las últimas décadas. La generosidad de este territorio hizo que en él se asentaran diversas culturas a lo largo de la historia. Por aquí pasaron fenicios, griegos y romanos, aunque fueron los árabes quienes más imprimieron sus trazos tanto en la arquitectura, con pueblos de calles estrechas, sinuosas y empinadas, como en la gastronomía».

«Cuenta con la iglesia de San Antonio, cuyo campanario es el alminar de una anterior mezquita. El Barribarto, su núcleo antiguo, invita a pasear por calles de paredes encaladas adornadas con tiestos de flores, mientras se descubren escalinatas, pasadizos y patios escondidos, y rincones con azulejos que narran historias y leyendas locales. El pueblo se aferra a un cerro donde se confunden los restos de un castillo erigido en el siglo IX».

Casares, un pueblo blanco tan bonito que goza de ser Patrimonio de la Humanidad de la Unesco 

Casares

Para Casares dedican el siguiente análisis: «Este coqueto pueblo blanco malagueño es la cuna del andalucismo, pues fue el lugar de nacimiento del político, ideólogo y escritor Blas Infante en 1885. Por sus estrechas y serpenteantes cuestas centenarias, además de llegar al hogar donde el personaje pasó sus primeros años, se sube hasta el castillo de Casares. Coronando lo alto de la colina, esta fortaleza construida por los árabes en el siglo XIII fue creada como bastión defensivo del reino nazarí. Sus murallas, que delimitaban la extensión de Casares, son uno de los pocos vestigios que se conservan en pie, así como alguna torre del alcázar y dos imponentes arcos –el de la Villa y el de Arrabal–, que servían de acceso al castillo.

«La iglesia de la Encarnación, que presume de campanario de influencia mudéjar, el templo parroquial de San Sebastián, en cuyo interior descansa la imagen de Nuestra Señora Del Rosario Del Campo –patrona de Casares– y la pintoresca ermita de Veracruz son otros de los atractivos del pueblo. Resulta difícil imaginar Casares sin sus miradores, desde donde se obtiene una panorámica teñida de cal que embelesa por la disposición de sus casas como terrones de azúcar apilado».

Si usted pensaba que la Costa del Sol trata solo sobre hoteles de resort, playas, casas de vacaciones, puertos deportivos y campos de golf, realmente estaría equivocado. De hecho, esta región es también rica en cultura, naturaleza y encanto andaluz, ofreciendo reservas naturales protegidas de belleza impresionante, pueblos con un auténtico sentimiento español y prístinos pueblos blancos de montaña a poca distancia de la costa.

Dentro de esta gama se encuentra Casares, un pueblo blanco tan bonito que goza de ser Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. En otras palabras, la belleza arquitectónica, cultural e histórica y la importancia de esta pequeña ciudad encaramada sobre un afloramiento rocoso es tal que es reconocida internacionalmente por las más altas autoridades.

RELATED ARTICLES