Cuidado este verano: Aumentan las estafas en alquileres vacacionales

Policía Nacional, Airbnb y Confianza Online alertan ante posibles estafas y aconsejan cómo evitarlas

El verano está aquí ya y, aunque la Costa del Sol es un destino turístico favorito para viajar, desde aquí también nos gusta movernos y visitar distintos lugares maravillosos que tenemos en nuestro país. Sin embargo, como en todas partes, hay que tener cuidado, especialmente esta temporada estival en la que aumentan las estafas vacaciones. La Policía Nacional junto a Airbnb y confianza Online han colaborado en alertar ante posibles estafas en alquileres vacacionales aconsejando cómo evitarlas.  La recuperación en el alquiler de espacios para alojarse en vacaciones se ha acelerado considerablemente durante el primer trimestre de 2022, superando, incluso, los niveles de 2019, cuando aún no había comenzado la situación de crisis sanitaria.

Ser previsores a la hora de reservar nuestras vacaciones es una ventaja a la hora de contar con los lugares más demandados y a precios más competitivos. Sin embargo, muchas veces lo dejamos para última hora y esto puede provocar que, debido a las prisas y al miedo a no encontrar una buena opción, podamos tropezarnos. Esto afecta directamente a quienes no están habituados a reservar una casa por Internet o a quienes no conocer el funcionamiento de la plataforma, ya que pueden verse afectados por enlaces o informaciones falsas.

Con el objetivo de que los usuarios reserven con tranquilidad y encuentren un anfitrión de confianza este verano, la Policía Nacional, Airbnb y Confianza Online han trabajado conjuntamente para que los huéspedes puedan estar en altera para detectar y evitar el fraude.

Consejos para evitar estas estafas

  • Cuidado con los mensajes con enlaces sospechosos. No hagas clic en los enlaces incluidos en correos electrónicos que no te inspiren confianza. Pueden contener enlaces a páginas web falsas que imitan el diseño de Airbnb para intentar robar información personal o infectar los dispositivos. Ante esa situación, regresa a la página de inicio tecleando https://www.airbnb.es en tu navegador y continúa navegando desde ahí. Descubre aquí cómo detectar si un correo electrónico o un sitio web pertenece realmente a Airbnb.
  • Desconfía de las ofertas que son demasiado ventajosas para ser verdad. Desconfía de las ofertas que combinan precios excesivamente bajos con imágenes o alojamientos muy atractivos. Si un propietario quiere hacer demasiados cambios durante el proceso de reserva (te ofrece pagar de manera diferente, te envía direcciones de contacto que no coinciden con el anuncio, te ofrece un anuncio diferente que no estaba en la página, etc.) podría existir detrás un delincuente que quiere evitar su localización. Para evitarlo, busca anuncios que tengan muchas evaluaciones positivas y léelas atentamente. Esto te permitirá detectar si hay algún aspecto negativo que señalen varios huéspedes y que pueda empañar tus vacaciones. También puedes comprobar que la identidad del anfitrión y otros datos de la cuenta han sido verificados o confirmados.
  • Comunicación y pago, siempre en la plataforma. Si te piden que hagas un depósito o una transferencia bancaria, si te dan una factura en PDF o en papel o te ofrecen un descuento por pagar fuera de la plataforma, desconfía. Presta especial atención si esa persona propone utilizar para el pago empresas que normalmente se dedican al envío de dinero, cheques bancarios, giros postales. Si te sugieren métodos de pago fuera de la plataforma, lo más seguro es que pretendan realizar algún tipo de fraude. Por ello, es necesario que realices los pagos y que te comuniques siempre a través del sitio web o la aplicación de Airbnb. Mientras que te comuniques, reserves y pagues a través de Airbnb tendrás la seguridad que garantiza el sistema de protección múltiple. Si el anfitrión no te pide en ningún momento hablar a través de otros medios ni te envía correos electrónicos, es buena señal. Además puedes ayudar a otros viajeros si denuncias los mensajes sospechosos.
  • Sospecha de un tono urgente o de las incoherencias por parte del anfitrión. Los estafadores suelen intentar apresurar o presionar a los huéspedes para reservar, mostrando incoherencias en el idioma en el que se expresan y en sus nacionalidades, zonas de residencia o prefijos de teléfono, así como en el texto del anuncio del alojamiento. No te sientas presionado. Antes de decidirte por un alojamiento, lee atentamente el perfil del anfitrión, los comentarios de huéspedes anteriores y, por ejemplo, utiliza el comparador de imágenes del que disponen los principales motores de búsqueda de Internet, y comprueba si las imágenes corresponden con diferentes alquileres ubicados en distintas zonas geográficas.

La Policía Nacional ha recordado que si creemos que hemos sido víctimas de una estafa, no debemos dudar en denunciar los hechos ante la Policía para que podamos investigar los hechos, así como reportar los anuncios y a los propietarios ante la plataforma para que puedan tomar las acciones necesarias. En estos casos, es importante que se recopilen y documenten todas las evidencias o pruebas que se tengan sobre la estafa y el anunciante.