Alfarnate es un municipio, situado en la comarca de la Axarquía, en el norte de la provincia, lindando con la provincia de Granada, a unos 50 Km de la capital malagueña.

La localidad malagueña de Alfarnate se ha incorporado oficialmente como PUEBLO MÁGICO DE ESPAÑA a la Red de Pueblos Mágicos en el marco de la Iniciativa de Promoción Territorial y Turística impulsada por la Asociación Instituto de Desarrollo Local y Estudios Sociales.

ALFARNATE consigue este meritorio galardón como PUEBLO MÁGICO tras un riguroso proceso de evaluación de sus potencialidades y recursos turísticos y locales, en el que también se ha tenido en cuenta el esfuerzo de su Ayuntamiento por embellecer el pueblo, promover eventos de divulgación de sus tradiciones y producciones locales, así como los planes de futuro de mejorar la calidad de vida y oportunidades de empleo en el municipio.

 

ALFARNATE es ¡mágico! por un entorno urbano que conserva las esencia de la Serranía Malagueña en la Axarquía, por tradiciones singulares como son las representaciones de Moros y Cristianos – una de las pocas de la provincia -. Por sus producciones agroalimentarias especialmente el Aceite de Oliva (se enmarca en la Ruta del aceite de los montes) y en los últimos años de las cerezas que le han llevado a ser la capital de la cereza en Málaga, disfrutando de una fiesta de la cereza y de paisajes mágicos durante la floración de estos frutales.

ALFARNATE es ¡mágico! por un entorno urbano cada vez más cuidado con macetas, fuentes, arcos mudéjares y sus paisajes abiertos al campo y las sierra que abrazan el valle donde se asienta.

ALFARNATE es ¡mágico! por su gastronomía singular y conservar en funcionamiento la “Venta de Alfarnate” de larga historia y la más antigua de Andalucía prestando servicio.

 

Muchas otras razones han hecho a ALFARNATE valedor de este título, no se las podemos descubrir todas. Tampoco podemos transmitir con palabras la cercanía de su gente, sus atardeceres, el rumor de un pueblo vivo en la sierra que seguro que tendrá un gran futuro como sus buenas gentes y el esfuerzo que hacen por su tierra merecen …por eso ¡ Tendrás que Venir !

¡Alfarnate, te Espera !.

 

Te interesa