93 víctimas de la violencia machista tendrán en Málaga un verano seguro y divertido con Vacacionantes

 

  • Este programa se desarrollará durante los meses de julio y agosto en la red de acogida del IAM
  • La red atendió durante el primer semestre del año a 1.224 supervivientes de la violencia machista

Un total de 93 personas se beneficiarán este año en Málaga de la edición de verano del programa Vacacionantes, según informó la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer, Mª Carmen Moreno, durante la presentación de dicho programa.

Está organizado por el Servicio Integral de Atención y Acogida a Mujeres Víctimas de Violencia de Género, del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). 

Vacacionantes tiene como objetivo ofrecer a las personas acogidas en la red unas vacaciones divertidas, normalizadas y libres de violencia machista.

El programa, que se desarrollará durante los meses de julio y agosto, prevé llegar este año en toda Andalucía a 726 personas, 364 mujeres y 361 menores y/o dependientes a su cargo.

Vacacionantes ofrece durante los períodos vacacionales un conjunto de actividades lúdicas para favorecer la integración de las víctimas, especialmente de las niñas y niños, en el ámbito afectivo, social y cultural de la nueva ciudad en la que residen.

Esto se realiza debido a que se encuentran fuera de su entorno familiar, como acogidas ante el elevado riesgo que representan de muerte por violencia de género, falta de recursos, o la carencia de una red familiar que las acoja.

El programa lúdico-pedagógico pretende además aumentar la autoestima de las víctimas, fortalecer el vínculo materno-filial y, sobre todo, crear un ambiente de seguridad, respeto y buen trato como modelo de convivencia.

La programación abarca actividades creativas, educativas, deportivas, lúdicas y de convivencia, tales como el club de lectura, gymkanas coeducativas, juegos acuáticos, talleres de manualidades, cine de verano, yoga, senderismo, cenas y tertulias nocturnas, o diferentes excursiones a playas, piscinas o lugares de interés turístico y cultural, entre otras.

Desde su puesta en marcha en 1999, el programa, que se desarrolla también durante Navidad y Semana Santa, permitió que más de 45.000 mujeres y menores supervivientes de la violencia machista disfrutaran de las actividades.

Andalucía fue la primera comunidad que consideró víctimas directas a las hijas y hijos de víctimas de violencia de género

La coordinadora del IAM explicó que “el Gobierno andaluz tiene como objetivo que estas personas recuperen la vida que merecen, basada en el respeto y el afecto por lo que queremos dar una atención multidisciplinar que vaya mucho más allá de la protección”.

Moreno indicó que “todos los programas del IAM para víctimas de violencia machista siguen esta línea y trabajan de manera multidisciplinar para la recuperación integral de las personas que sufren maltrato”.

Así, las víctimas de violencia machista reciben todo tipo de atenciones, “no sólo para atender sus necesidades más inmediatas, como la protección y seguridad, sino también para fomentar en ellas la autoestima y promover el respeto y buen trato como modelo de convivencia”.

En este sentido, Moreno recordó que “nuestras y nuestros menores son una de nuestras prioridades“.

Prueba de ello es que Andalucía fue la primera comunidad que consideró víctimas directas a las hijas y hijos de víctimas de violencia de género, desde que puso en marcha en 2009 el Servicio de Atención Psicológica para Hijas e Hijos de Mujeres Víctimas de Violencia de Género”.

La red atendió durante el primer semestre del año a 1.224 supervivientes de la violencia machista, 632 mujeres y 592 menores y personas dependientes a su cargo, que han recibido protección, un hogar seguro y una atención integral.

Desde su puesta en marcha en 1999, la red de centros acogió a un total de 51.586 personas, 23.394 mujeres y 28.192 menores o personas dependientes.

En Málaga se atendieron 158 personas, de las que 80 son mujeres y 78 son menores.